Ciencia

Tengo VIH, A?y quA�?

Tengo VIH, A?y quA�? Pues depende de cA?mo se lea la frase. Si se hace con un poco de altanerA�a, resulta un desplante asertivo: a�?Lo tengo y no me importa decirloa�?. Sobre todo, porque ya se lo he dicho a todos los que me importan. No a todos a la vez ni en el mismo momento. De este, como de los demA?s armarios, se sale cada dA�a. Pero tengo ya el grueso del trabajo hecho y puedo exponerme sin medias tintas.

Pero ese a�?A?y quA�?a�? del titular pide respuestas. Porque podrA�a parecer que tener VIH o no tenerlo da lo mismo, y no es asA�. Una cosa es que amigos, familiares, compaA�eros y jefes en mi caso lo sepan y ya no les afecte (destaco el “en mi caso” y el “ya”, que son matices importantes), y otra cosa es que eso vaya a ser asA� para todos. AsA� que si no eres Conchita Wurst a��queA�hizo pA?blico el pasado 15 de abril que es portadora del VIHa�� y tu sueldo depende de un jefe al uso, piA�nsate bien si lo dices, no sea que te la juegues.

O que tengas mucha suerte. Porque yo puedo decir que tengo VIH, y puedo aA�adir un a�?A?y quA�?a�?, gracias, en primer lugar, a la suerte. Para empezar,A�la de poder contarlo, tanto en su sentido literal a��trabajo en un medio de comunicaciA?n y mis allegados ya han superado el disgusto inicial de enterarse hace muchos aA�osa�� como en el de la expresiA?n popular: he vivido para contarlo, y eso que en 1997 mis probabilidades de celebrar un aA�o mA?s eran escasas.

Pero que yo ya me haya aceptado y haya aprendido a vivir con el virus no quiere decir que no me haya dejado pelos en la gatera. Porque ese a�?A?y quA�?a�? tiene muchas respuestas.

Emilio de Benito, periodista de EL PAA?S.