Opinión

Tecnología textil a prueba de catástrofes cotidianas

La elegancia empieza en la pulcritud y las camisas inteligentes de Sepiia contribuyen a ello

ESPAÑA. Que tire la primera piedra el que esté libre de una mancha, una arruga o el olor a frito en los bares donde tomamos el café de pie en la barra.

Parece que nadie ha lanzado nada, podría interpretarse como una mala señal pero con una gran solución. Para los japoneses el término crisissignifica oportunidad, de modo que la histeria que nos produce el escándaloso derramamiento del café o el pésimo almidonamiento de nuestras camisas durante las últimas semanas en la tintorería ha llegado a su fin.

Las camisas inteligentes tienen nombre, Sepiia. Esta marca está hecha en España de manera sostenible por Federico Sainz de Robles, ingeniero en diseño industrial y director creativo en moda.

Los conocimientos sobre los materiales técnicos utilizados en la industria militar han sobrepasado los límites del código castrense para ser una realidad civil y de lujo, sí, de esa clase ese lujo de ir de punta en blanco.

La creatividad y el diseño van de la mano de la mejor tecnología indumentaria, con los mejores hilos resistentes al agua, manchas, arrugas y totalmente transpirables.

El exclusivo tratamiento antimanchas está inspirado en la flor de loto, consiguiendo que los líquidos resbalen sin que sean absorbidos por el tejido.

Su estructura textil única permite reducir las arrugas d la prenda, a ésto el valor añadido de la fibra del hilo que no necesita planchado.

Las miles de nano-partículas de plata con las que están formadas las camisas Sepiia -el antibacteriano indumentario más potente- actúan directamente sobre las bacterias que causan el mal olor.

Los nervios y el calor no serán nunca más delatados, al menos en los cercos de sudor, los cuales brillarán… pero por su ausencia. Esto es gracias a las fibras escogidas así como por su estructura interna 3Dforma canales de aire que permiten la transpiración. El resultado de esta combinación impide los contrastes de color entre las partes húmedas y secas.

Si el gimnasio aumenta la masa muscular o dedicarse en cuerpo y alma el fin de semana a la gastroaventura nos redondea la silueta… eso no representa ningún problema para Sepiia, cuyas prendas están dotadas de un tejido elástico en 4 direcciones.

La gran noticia es que con la nueva tecnología de camisas de Sepiia abrazarse a la vida ya no supone un riesgo de rotura. (ABC/LA NACIÓN)