Realidades

Té de jengibre y cúrcuma: cómo prepararlo para perder peso de manera natural

El jengibre tiene una larga historia de uso en diversas formas de medicina tradicional y alternativa. Hoy es el aliado perfecto para bajar de peso

El té de jengibre y cúrcuma tiene varios beneficios, entre los que se encuentran ayudar a disminuir la hinchazón abdominal; también puede proteger el sistema digestivo del cuerpo e incluso quemar grasa innecesaria. El jengibre es una raíz conocida por sus benéficos para la salud, como el aporte de energía y antioxidantes, la prevención de enfermedades e incluso bajar de peso gracias a sus sustancias antiinflamatorias y antimicrobianas.

Entre los beneficios de la cúrcuma están el alivio de la inflamación causada por la artritis, la prevención de cáncer y el control de desórdenes gastrointestinales y respiratorios; además, es muy conocida por el efecto antioxidante que posee, así lo explicó el portal web de noticias El Universal.

El medio aporta cuáles son los beneficios de tomar té de jengibre y cúrcuma. Cabe mencionar que antes de ingerir la bebida es conveniente consultar con un especialista que apruebe sus beneficios y brinde sus recomendaciones. Para bajar de peso es indispensable tener un dieta sana y equilibrada y realizar actividad física de manera habitual.

  • Ayuda a prevenir tumores cancerígenos: un artículo de la Universidad Complutense de Madrid señaló que la cúrcuma tiene la capacidad de inhibir el crecimiento de tumores junto a la regulación de sus síntomas como la fatiga y el insomnio. El jengibre también posee sustancias antioxidantes y antimicrobianas que protegen al organismo.
  • Quema grasa: un estudio publicado en la revista Frontiers in Pharmacologya reveló que la cúrcuma tiene la capacidad de actuar en las personas con sobrepeso; los científicos encontraron que la ingesta de este ingrediente provocó una pérdida de peso y un mejor control metabólico en algunos pacientes con obesidad.

Actúa como antiinflamatorio y antimicrobiano: de acuerdo con información de la revista Frontiers in Pharmacologya, la cúrcuma tiene sustancias antimicrobianas que actúan como un protector de las paredes del estómago, lo que ayuda a mejorar la salud del sistema digestivo. Asimismo, el estudio reconoció la eliminación de bacterias en el organismo a través del consumo de este alimento. En el caso del jengibre, un estudio publicado en la Nutrition Journal destacó los agentes antiinflamatorios que posee el extracto de este ingrediente.

De acuerdo con el estudio, la cúrcuma es eficaz ya que causa un gasto mayor de energía en los pacientes.

Por otro lado, la Universidad de Ciencias Médicas presentó un estudio sobre los efectos del jengibre, el cual demostró que el extracto de esta raíz también regula la obesidad en el ser humano.

  • Mejora los síntomas de la diabetes: un estudio de la Universidad de Ciencias Médicas recalcó la importancia de consumir el extracto de jengibre, especialmente en personas que padecen diabetes. El estudio reveló que algunas personas con estas enfermedades pueden regular sus niveles de glucosa en la sangre y destacó la mejora en la sensibilidad de la insulina en el cuerpo.
Cómo preparar el té de cúrcuma y jengibre
  • Se debe poner a hervir en una olla una taza de agua.
  • Se debe pelar el jengibre y cortarlo en rodajas muy finas y se debe añadir al agua. La cantidad de la cúrcuma debe ser la mitad que la de jengibre. Además, no es recomendable tomar más de 1,5 gramos de cúrcuma al día en el caso de los adultos.
  • Luego se debe exprimir el zumo de medio limón y se debe agregar a la olla, junto con una rama de canela. Tanto el limón como la canela son ingredientes opcionales; sin embargo, estos pueden favorecer la quema de grasa gracias a sus propiedades.
  • Todos los ingredientes se deben cocinar durante cinco minutos, luego se debe apagar el fuego y dejar reposar la infusión durante otros cinco minutos. Después, se debe colar el té y servir.

Tomado de Semana