Actualidad

Tabla de drogas en Ecuador es una herramienta judicial; no legaliza el consumo, resalta ministro

La incautación se ha puesto énfasis en la desarticulación de bandas puesto que desde 2012 han sido desmanteladas más de 269 organizaciones.

QUITO. El ministro del Interior (e), Diego Fuentes, recalcó que la tabla de drogas permite a los jueces discriminar entre traficantes y consumidores y de esta forma administrar justicia de manera adecuada.

“La tabla no ha legalizado la droga en Ecuador. No hay una normativa para traficar o vender droga. La tabla fortalece y endurece las penas”, enfatizó a Andes el funcionario y cuestionó a los candidatos a la Presidencia que ofrecen eliminar la aplicación de esta herramienta.

Puntualizó además que en la tabla, la cantidad que diferencia a un consumidor de un traficante fue establecida de manera técnica y que permite la sanción a traficantes de pequeña, mediana y alta escala.

El ministro Fuentes aseguró que la política del gobierno ha sido combatir intensamente al tráfico de drogas no solo a nivel internacional, sino además al microtráfico con acciones enfocadas a la prevención en la que participan otras funciones del Estado como el Ministerio de Educación, Salud, Secretaría Técnica de drogas, entre otras.

En lo que respecta al combate al microtráfico, el funcionario puntualizó que desde finales de 2014 fue creada una subdirección especializada para el combate de este delito, la cual  ha permitido una lucha efectiva contra la venta al menudeo de estupefacientes y destacó que el año pasado de las más de 100 toneladas de droga incautada en el país casi 16 toneladas estaban destinadas al consumo interno.

Recalcó que en los últimos años se ha logrado mayor efectividad de la Policía en la incautación de droga, pues se ha fortalecido la capacidad investigativa, se ha logrado una inversión de más de 800 millones de dólares desde 2007 y hay una mayor especialización de los agentes antinarcóticos, entre otros.

Además de la incautación se ha puesto énfasis en la desarticulación de bandas puesto que desde 2012 han sido desmanteladas más de 269 organizaciones.

En cuanto al apoyo a consumidores para su rehabilitación, indicó que han sido abiertos ocho centros residenciales para el tratamiento de adicciones, más de 364 centros ambulatorios y 39 centros intensivos en lugares priorizados con lo que se ha podido dar atención a más de 20.000 personas. (ANDES/LA NACIÓN)