Internacional

Suecia ingresa oficialmente a la OTAN, pese a negativa de Rusia, y se convierte en el 32º miembro

En una ceremonia en Washington, Suecia se convirtió en el 32º miembro de la OTAN en una adhesión impulsada por la invasión rusa de Ucrania.

 

Sueciase convirtió en el 32º miembro de la OTAN en una ceremonia en Washington, en una adhesión impulsada por la invasión de Rusia a Ucrania que pone fin a dos siglos de no alineamiento del país escandinavo.

 

“Las cosas buenas ocurren a aquellos que esperan”, dijo el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, al aceptar los documentos de adhesión de manos del primer ministro sueco, Ulf Kristersson, quien señaló que es un «triunfo para la libertad».

 

En respuesta a la violencia de la guerra de Rusia en Ucrania, Suecia presentó su solicitud para unirse a la alianza en mayo del 2022, simultáneamente con Finlandia, que fue aceptada como miembro en abril del 2023.

 

Con un Ejército que incluye 50.000 soldados —aproximadamente la mitad de ellos reservistas—, el primer ministro sueco, Ulf Kristersson, anunció en enero la disposición de su nación para desplegar tropas en apoyo a las fuerzas de la OTAN estacionadas en Letonia.

 

Suecia ingresa oficialmente a la OTAN, pese a negativa de Rusia

 

La inclusión de Finlandia y ahora la de Suecia al bloque de la OTAN transforma al mar Báltico en una región predominantemente rodeada por países miembros por la alianza, aumentando la presión estratégica sobre Rusia en esta área.

 

Rusia ha advertido que tomará «medidas de represalia» ante la incorporación de Suecia a la OTAN, en especial si se realiza el despliegue de fuerzas militares y equipos de la alianza en territorio sueco.

 

El primer ministro de Suecia tiene programado asistir al discurso anual sobre el estado de la Unión del presidente estadounidense, Joe Biden, quien enfrenta el desafío de convencer al Partido Republicano opositor para que autorice más apoyo a Kiev.

 

 

La bandera de Suecia será izada en la sede de la OTAN el próximo lunes

 

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, declaró previamente en un comunicado: «Suecia ocupará ahora el lugar que le corresponde en la mesa de la OTAN, participando en pie de igualdad en la conformación de políticas y toma de decisiones».

 

Después de más de 200 años de política de no alineamiento, Suecia goza ahora de la protección que le brinda el Artículo 5, que representa la máxima garantía de libertad y seguridad para los aliados, señaló. Se anticipa que la bandera de Suecia será izada en la sede de la OTAN en Bruselas el próximo lunes.

 

Sin haber participado en un conflicto bélico desde las guerras napoleónicas en el siglo XIX, Suecia y Finlandia presentaron una solicitud conjunta para unirse a la OTAN tras la invasión rusa a Ucrania en 2022.

 

 

La candidatura de Suecia enfrentó demoras debido a la oposición de Turquía, que solicitó a Estocolmo medidas contra los militantes kurdos opuestos a Ankara, en medio de tensiones exacerbadas por la profanación del Corán bajo las leyes suecas de libertad de expresión.

 

Estados Unidos intervino ofreciendo aviones de combate F-16 a Turquía, en un intento por mitigar las tensiones y facilitar la adhesión de Suecia a la OTAN.

 

A pesar del acuerdo de Turquía, la adhesión de Suecia aún necesitaba la aprobación de Hungría, cuyo Parlamento ratificó la membresía el 26 de febrero. Sin embargo, un retraso ocurrió cuando Hungría no pudo firmar formalmente el documento de adhesión debido a la ausencia temporal del presidente del país.

 

Por:  LA REPÙBLICA PERÙ