Economía

Suben las ventas de las empresas, pero inestabilidad política las amenaza

Las ventas internas del sector privado llegaron a USD 23.732 millones en el primer bimestre de 2022, de acuerdo con un reporte de la Cámara de Industrias y Producción.

En los dos primeros meses de 2022 las ventas de las empresas en Ecuador crecieron 14% frente al mismo período de 2021.

Y un 0,25% en comparación con enero y febrero de 2019. Lo anterior, según un informe de la Cámara de Industrias y Producción (CIP), basado en información del Servicio de Rentas Internas (SRI).

Pablo Jiménez, vicepresidente ejecutivo de la Cámara dice que la cámara hizo una proyección econométrica de la evolución de las ventas hasta mayo de 2022.

Según el análisis, las ventas mensuales estarían por encima de los USD 12.000 millones mensuales en marzo, abril y mayo, en un escenario moderado.

Los escenarios
Aunque las ventas internas del sector privado podrían ser inferiores a las esperadas, llegando a USD 10.000 millones en mayo, si las condiciones internas y externas fueran desfavorables.
Una de esas condiciones es la inestabilidad política en Ecuador, que surge por la pugna entre el Gobierno y la Asamblea, explica Jiménez. Las tensiones entre ambos poderes del Estado se elevaron tras el archivo de la Ley de Inversiones, con la que el presidente Guillermo Lasso buscaba atraer inversión extranjera.
Otro factor que puede incidir en una disminución de las ventas internas es el desabastecimiento y el aumento de precios de las materias primas y de los bienes de consumo final. La crisis logística volvió a agravarse, por el impacto de la invasión de Rusia a Ucrania y los confinamientos en China por rebrotes de Covid-19 que provocan nuevos cuellos de botella en el transporte naviero mundial.
“En un mediano plazo, la inflación para el consumidor va a aumentar”, sostiene Jiménez. Un par de empresas de los sectores automotor y textil de Ecuador habrían paralizado sus actividades por falta de insumos importados, según varias fuentes consultadas por PRIMICIAS.
Confianza y petróleo
En cambio, en un escenario optimista, las ventas mensuales del sector privado de Ecuador podrían ser superiores, llegando a unos USD 16.000 millones en mayo.
Para que esa previsión se cumpla sería necesario que la confianza aumente, lo que se reflejaría en una reducción del indicador de riesgo país. Por ahora, el riesgo país ha bajado a 785 puntos, producto del aumento de los precios internacionales del petróleo por encima de los USD 100.
El aumento del precio del crudo significa mayores ingresos para el Estado, lo que permitiría solucionar los pagos atrasados con proveedores internos y, a su vez, inyectaría liquidez a la economía, explica Jiméne
Construcción complicada
La cámara también ha realizado proyecciones sobre el comportamiento de las ventas locales por sector económico en marzo, abril y mayo.
Las ventas de tres de los cuatro sectores que se analizan tendrán crecimiento, lo que se debe a la reactivación económica y al pago de utilidades en abril a los trabajadores del sector privado.
Entre los sectores en los que la cámara prevé crecimiento se encuentran:
Comercio, cuyas ventas locales mensuales estarían por encima de los USD 4.000 millones.
Manufactura, con ventas mensuales que bordearían los USD 1.900 millones.
Agricultura, con ventas mensuales que superarían los USD 700 millones.
En cambio, las ventas del sector de la construcción se contraerán entre marzo y mayo de 2022, según la cámara.
La razón es que las ventas en construcción fluctúan en función de las expectativas de mediano y largo plazo, que en el contexto actual son inciertas.
“Cuando una persona o una familia se endeudan para adquirir una casa, lo hacen pensando en si van a tener ingresos en los próximos 10 años”, dice Jiménez.
Las familias ecuatorianas aún no están seguras de sus ingresos a largo plazo por la situación del mercado laboral, en el que apenas tres de cada 10 trabajadores tienen un empleo adecuado.