Deportes

Suárez, determinado a empezar la temporada española al mejor ritmo en Barcelona

 “Los primeros partidos estaba falto de ritmo”, dijo Suárez a periodistas luego de una práctica durante la gira de pretemporada del Barcelona en Estados Unidos.

MADRID. Luis Suárez tuvo problemas para encontrar su mejor forma con su nuevo club Barcelona tras la suspensión impuesta en el Mundial por morder a un rival, pero el delantero uruguayo está determinado a evitar la misma suerte cuando comience la próxima temporada del fútbol español en agosto.

Suárez se sumó al club catalán desde el Liverpool en julio pasado pero no pudo jugar los primeros tres meses de la temporada debido a la sanción impuesta por morder en un hombro al defensor italiano Giorgio Chiellini en el Mundial.

Tras un comienzo lento luego del debut en el “clásico” de La Liga contra el Real Madrid, Suárez logró mostrar su buen desempeño al final del año y fue un jugador clave junto con sus socios en la delantera Lionel Messi y Neymar para que el Barca consiguiera una tripleta de títulos: la Liga de Campeones, la liga española y la Copa del Rey.

“Los primeros partidos estaba falto de ritmo”, dijo Suárez a periodistas luego de una práctica durante la gira de pretemporada del Barcelona en Estados Unidos.

“Para eso están las pretemporadas, para trabajar y tratar de aportar desde el principio. Este año, empezando al mismo ritmo que mis compañeros, será diferente”, agregó.

El Barcelona jugará su primer partido de la Copa de Campeones Internacional más tarde el martes contra el club Los Angeles Galaxy, de la liga estadounidense de fútbol, la MLS.

El amistoso en Pasadena será una oportunidad para que Suárez se reencuentre con su ex compañero del Liverpool y amigo cercano Steven Gerrard, quien dejó el club inglés tras 17 años al final de la última temporada.

Gerrard elogió a Suárez en una entrevista publicada en el sitio web del Barcelona (www.fcbarcelona.es) el martes.

“No creo que nadie espere con ansias jugar contra Luis Suárez, es un talento fantástico y un jugador muy peligroso. Él es un compañero fantástico, probablemente el mejor jugador con el que he jugado”, dijo Gerrard.

“Es un buen chico, un hombre de familia fuera del césped. Seguimos en contacto y nos hemos apoyado el uno al otro a lo largo de nuestras carreras”, agregó el ex capitán de Inglaterra. (Reuters/La Nación)