Opinión

Sr. presidente Daniel Noboa Azín:

 

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

 

No voy a cesar en llamar su atención, tantas y cuantas veces sea necesario, porque vivimos en una situación en que hoy estamos y mañana quizás ya no, no porque se cumpla la inexorable ley de la vida: nacer, crecer y morir, cuanto porque ahora, no es el destino el que dicta la hora de nuestra partida hacia el oriente eterno, son los capos y criminales quienes ordenan quien vive, quien muere…y el Estado dice que hace todo lo posible, pero le resulta imposible…

No queda otra opción presidente, de otorgar validez y acción pública contra los hampones y asesinos, cuando estos con total premeditación, saña y alevosía, secuestran, matan, roban, a ciudadanos indefensos, y brillan por su ausencia las Fuerzas de seguridad…

No quiero que me malinterpreten ni usted ni sus ministros, estoy seguro de sus buenas intenciones, del esfuerzo y de esos huevos de avestruz que usted ha demostrado tener, pero en el llano el pueblo necesita protegerse y defenderse, permitir y autorizar que los viejos permisos de tenencia y porte de armas sean válidos hasta que el estado de guerra esté vigente, es una decisión que puede salvar muchas vidas, y que va a disuadir que los criminales actúen con total impunidad.

Extienda por favor la vigencia de esos permisos, o que aquellos sean canjeados por nuevos permisos, previo el pago de una cifra considerando la grave crisis económica que vivimos …

Que digan algunos que esto podría ser el preludio del inicio de una guerra civil, es mejor que morir asesinados, aterrorizados y llorando de impotencia y tristeza…

Perder la vida luchando, es la historia de los guerreros y los patriotas, que amamos la vida, la libertad y la justicia, morir de rodillas y por la espalda, es el epílogo final de la vida de los cobardes, los traidores y los canallas.

Usted tiene en sus manos la espada de la justicia y de la libertad, o la usa contra los criminales, si no la usa nos estará entregando en manos de los criminales y nuestra sangre le reclamará por toda la eternidad…
Semper Fi.