Actualidad

Sonnenholzner sobre visita del CIHD: ‘No tenemos nada que ocultar’

El vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, señaló que el Gobierno no tiene «nada que ocultar», en referencia a la visita que realiza a Ecuador una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para «observar» la situación de los derechos humanos en el país en el contexto de las protestas, que se realizaron entre el 3 y el 13 de octubre tras la eliminación del subsidio a los combustibles.

Agregó que han invitado además a la Organización de Naciones Unidas (ONU) y a todo organismo que desee llegar al país a ver lo que sucedió, en esos días, en materia de derechos humanos.

«El Gobierno actuó en derecho, usando armas no letales en todo el tiempo de las manifestaciones a pesar de una violencia inusitada que tuvieron que enfrentar los miembros de la fuerza pública», afirmó.

Pidió que también se analicen los derechos humanos de aquellas personas que fueron afectadas, de gente que fue «secuestrada», que no pudo trabajar, a quienes se les dejó sin agua, o de quienes no pudieron ser atendidas en hospitales o el destrozo de ambulancias.

Señaló que hay más de 500 miembros de la fuerza pública con «severas lesiones».

El segundo mandatario, agregó que, quien más se manifestó en las protestas fue el sector rural.

«Nosotros estamos conscientes que el sector rural en el Ecuador, la ruralidad, tiene un abandono de más de 30 años», dijo.

Acotó que el tema de los subsidios fue un detonante para una problemática que venía arrastrándose por mucho tiempo, que el Gobierno ya lo venía abordando y que lo seguirá haciendo con mayor intensidad.

Según Sonnenholzner, el decreto -que fue derogado- incluía disminuir aranceles así como costos de los insumos para la agricultura y además desarrollar un fondo para el desarrollo rural. «Y esa eran de las cosas que no se comunicó adecuadamente», indicó.

Se refirió además a que hubo «mentiras», durante las manifestaciones como la de que se daba un bono para los ciudadanos venezolanos, la que agregó- se están aclarando. (El Telégrafo)