Tecnociencia

¿Son necesarias las biopsias para diagnosticar el cáncer de próstata?

La técnica es precisa, pero también invasiva, cara e incómoda para el paciente. Un nuevo estudio demuestra que la combinación de dos procedimientos diagnósticos habituales ofrece los mismos resultados

Uno de cada ocho hombres padecerá cáncer de próstata a lo largo de su vida.Es el tumor más frecuente en hombres en España y, en 2024, se diagnosticarán 30.316, lo que supone un aumento con respecto al año pasado (29.002). La mayoría de los casos ocurren en varones de edad avanzada, siendo el 90% de los pacientes mayores de 65 años. La edad para realizar el primer diagnóstico es a los 45 años.

Gracias a la investigación, la tasa de supervivencia de este tipo de tumores se ha incrementado un 20% en los últimos años. Aún así, son la tercera causa de muerte por cáncer.

El procedimiento estandar para el cribado del cáncer de próstata es el análisis de sangre que mide la densidad del antígeno prostático específico (PSA). Si los resultados de dicha prueba indican presencia de células cancerígenas, al paciente se le practica una biopsia para saber el grado de agresividad de las mismas. Pero las biopsias no son inocuas:son un procedimiento invasivo, caro e incómodo para el paciente que no siempre es necesario, ya que no todos los tumores de próstata son peligrosos ni requieren tratamiento.

Para los especialistas, el cáncer de próstata clínicamente significativo (csPCa) es aquel que tiene una alta probabilidad de amenazar la vida del paciente. Habitualmente, estos tumores tienen células que parecen más agresivas o se encuentran fuera de la glándula prostática.

En esta línea, una nueva investigación del Brigham and Women’s Hospital (Estados Unidos) muestra que la combinación de los resultados de la resonancia magnética de próstata (IRM, por sus siglas en inglés) con los de la PSA puede determinar si una lesión prostática es un «clínicamente significativa» con la misma fiabilidad que lo determinaría una biopsia, pero sin sus desventajas.

El sistema de datos e informes de imágenes de próstata (PI-RADS) puntúa la lesión prostática de 1 (muy improbable que sea clínicamente significativa) a 5 (es muy probable que el cáncer sea clínicamente significativo). La densidad del PSA (PSAD) es el nivel de PSA en sangre dividido por el volumen de la próstata (determinado mediante IRM).

Segumiento sin biopsias

«En el estudio de los hombres con sospecha de cáncer de próstata, los resultados de la RM de próstata combinados con la medición de la densidad del PSA pueden ayudar a los médicos a decidir qué pacientes deben someterse a biopsia», dijo el autor principal, Ramin Khorasani, según recoge Ep. «Con este nuevo análisis, buscamos ver cómo la RM puede ayudar a los urólogos a decidir qué pacientes deben someterse a biopsia y qué pacientes pueden no necesitar un diagnóstico y tratamiento agresivos», señaló.

El estudio se ha basado en los resultados de un metaanálisis publicado en 2022, que analizó los datos de 72 estudios previos (más de 36.000 hombres con sospecha de cáncer de próstata) que evidenció que los valores de corte de PI-RADS y PSAD podría señalar hasta el 50% de los casos en los que una biopsia sería innecesaria.

Descubrieron que las biopsias de próstata pueden ser innecesarias en pacientes con un PI-RADS inferior a 4 y un PSAD inferior a 0,10 ng/ml2. También que, si los urólogos dejaran de hacer la mitad de las biopsias que realizan de media al año, solo pasarían por alto el 5% de los cánceres clínicamente significativos y, si hicieran un 30% menos, dejarían sin diagnosticar tan solo el 3%.

«Estos datos nos dan confianza para afirmar que, en algunos casos, podemos realizar un seguimiento seguro de los hombres mediante pruebas en lugar de realizar una biopsia de forma agresiva en todos los casos», destacó Adam Kibel, jefe del Departamento de Urología del Brigham and Women’s Hospital y co-autor del estudio. «Al poner esta información a disposición de médicos y pacientes, podemos ayudarles a tomar una decisión más informada sobre si someterse o no a una biopsia», añadió.