Opinión

Sobreprecios

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

A parte del ya conocido sobreprecio en el pago por la compra de los terrenos de los Samanes en que no se sabe si la ex Ministra de Ambiente tuvo un error de “buena fe” o un “exceso de presión”, según lo ha manifestado el Secretario Jurídico de la Presidencia, se suma ahora un supuesto sobreprecio por la compra de los terrenos de la Refinería del Pacifico en la Provincia de Manabí en el sitio el Aromo cercano a Manta.

La ex comisión anticorrupción ha hecho la respectiva denuncia a la Fiscalía de la Nación y el Presidente de la República en su última sabatina no dio mucha importancia al asunto, se conoce que además de la denuncia del sobreprecio, el Ministerio del Ambiente otorgó el permiso ambiental a pesar de un informe en contra presentado por el Instituto Oceanográfico de la Armada (INOCAR) que recomendaba la no compra del terreno en esa área porque es muy poblada y la construcción de la Refinería constituye una bomba de tiempo por el impacto ambiental.

En los dos casos se tocan intereses de las Fuerzas Armadas, en el primero al ISSFA que era el dueño legal de los terrenos de los Samanes que los vendió de mutuo acuerdo y sin presión al Ministerio de Ambiente, y en el segundo se hace caso omiso a un informe válido emitido por el INOCAR, institución perteneciente a la Armada Nacional.

La actitud violenta del Presidente de la República contra las Fuerzas Armadas hace pensar que su inestabilidad emocional lo está llevando a precipitarse contra las bayonetas, posiblemente motivado por su fracaso económico que dentro de poco tiempo será insostenible, por más que dentro de pocos días lleguen los 800 millones de dólares de los que no se han revelado su origen, que se suponen sea otro préstamo chino aumentando la deuda externa que fue tan criticada por el actual gobierno y que la heredaron de los mismos de siempre, con la diferencia que la actual es más abultada a menor plazo y bastante más onerosa “prohibido olvidar”.

En la última sabatina durante algunas oportunidades el Presidente pidió el voto para sus candidatos en la próxima elección anticipándose a la campaña política en la que moralmente no debería intervenir, lo más importante cuando se refirió al caso Duzac dijo que el deudor beneficiado del crédito ya había pagado $400.000 y que está “preocupadísimo” por pagar, lo que demuestra claramente que entre los dos hay comunicación directa o por intermediarios.

En Sudamérica, el Socialismo del siglo XXI ha sentido algunos reveses electorales y, el más reciente la pérdida de la consulta popular sobre la continuidad del Presidente Evo Morales de Bolivia de quién el pueblo ya se cansó de que una sola persona tenga el poder absoluto. La estabilidad política de Venezuela cada día se deteriora más y constitucionalmente la Asamblea de ese país está buscando deshacerse del gobierno de la Revolución Chavista dirigida por un inepto, incapaz e inmoral que ha llevado al país más rico de Sudamérica a una crisis nunca antes imaginada. Sus días están contados y lo más prudente para evitar un derramamiento de sangre sería su renuncia.

En Argentina, ya se están conociendo algunas inmoralidades y negociados en el gobierno de la tristemente célebre Cristina Fernández de Kirchner.

Nuestro país tiene cercanía y similitudes económicas y políticas con la forma de gobierno de esos países, falta poco tiempo para liberarse de la tiranía del fracasado socialismo del siglo XXI. Todavía es tiempo de rectificar y no llegar a enfrentamiento innecesarios.

Si las barbas de tu vecino ves cortar, pon las tuyas a remojar.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.