Opinión

Sincerando cifras

Antonio Aguirre M.

antonioxaguirre@gmail.com

El máximo directivo del Banco Central del Ecuador, Economista Diego Martínez en su última presentación sobre la realidad de la económica nacional, da la impresión que recién está pisando en tierra firme y acepta con pesar que este año nuestras finanzas se contraerán en menos 1.7 % más el 1 % que pronosticaban de crecimiento, según su cálculo optimista este año decaerá en total menos 2.7 %.

Cuando los organismos internacionales pronosticaron al comienzo de año un decrecimiento mayor, fueron objeto de descalificaciones por parte de los ilustres sobre-dimensionados técnicos estatales nacionales, que como de costumbres pocas veces aciertan.

No existe rubro medible en la economía del país, que refleje un crecimiento, sus números a la baja, van desde menos 1.7 % hasta menos 21.2 %, lo que echa abajo la teoría y el ofrecimiento oficial, que este segundo semestre sería de crecimiento económico.

Pero desde que se inventaron la excusas nadie queda mal y para justificar el deficiente manejo y el afán impositivo con que fue manejada la no reconocida crisis, ahora los culpables son causas externas y el terremoto, por suerte no se les ha ocurrido como al aprendiz de dictador y paranoico de Venezuela que la culpa de su rotundo fracaso es “la guerra económica” promocionada por los Norteamericanos.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.