Actualidad

Sin poder definir al precandidato presidencial, el correísmo está sumido en una polarización interna

La maniobra de Guillermo Lasso, quien disolvió la Asamblea, sería un riesgo calculado para intentar ganar esas elecciones como candidato de la derecha y cerrar el paso a la vuelta del correísmo.

La maniobra política del presidente de la República, Guillermo Lasso de invocar con el decreto ejecutivo 741 del 17 de mayo de 2023, la muerte cruzada y llamar a elecciones generales anticipadas, sorprendió al correísmo, que hoy está sumido en una polarización interna.

Mientras, al menos siete organizaciones políticas ya oficializaron el respaldo a sus precandidatos presidenciales, la Revolución Ciudadana no logra consensuar su carta presidencial.

Fuentes del movimiento creen que el nombre de precandidato se oficializará en las próximas horas

La carta del expresidente Rafael Correa -prófugo en Bélgica– es Luisa González, exasambleísta por la provincia de Manabí y uno de los bastiones correistas.

“No brilló mucho en la Asamblea, no tiene mucho conocimiento político, pero le profesa lealtad a Rafael. Además, forma parte del grupo de confianza de Rafael junto con Vinicio Alvarado (exsecretario de la Administración correísta, y actualmente prófugo de la justicia)”, comentó una fuente de la Revolución Ciudadana.

La decisión de Correa tomó por sorpresa a un sector del movimiento que debatía la posibilidad de que el excandidato presidencial Andrés Arauz encabece nuevamente la fórmula, pero esta vez para el periodo de transición 2023.

Si bien destacan el trabajo y militancia de Luisa González, plantean que no tiene el nivel de conocimiento necesario para competir por la Presidencia de la República.

En los comicios generales de 2021, Andrés Arauz y Carlos Rabascall fueron el binomio escogido por la dirigencia del movimiento correísta. Pero esta historia no se repetiría

Los que van por Araúz
El colectivo ‘Ser Revolución’, en un comunicado dirigido a Rafael Correa, a Marcela Aguiñaga, presidenta del movimiento, y a los integrantes de la dirección nacional de la Revolución Ciudadana, afirma su apoyo y sugiere la nominación de Arauz como candidato a la Presidencia.

Este grupo se atribuye representación en las 24 provincias del país y está conformada -dicen- por “exrepresentantes populares ante la Función Legislativa” y exasambleístas constituyentes. Además, delegados territoriales en diferentes instancias durante el gobierno de

Los militantes de ‘Ser Revolución’ consideran que el camino recorrido por Arauz en calidad de candidato en las últimas elecciones daría un margen de ventaja importante frente a sus contrincantes. Agregan que su voz y propuesta “permanentes” en los diferentes momentos de conflicto han mantenido vigente su presencia.

En el escrito, el colectivo plantea a Correa que la candidatura de Andrés Arauz allanaría el camino para conseguir un mayoritario voto en las elecciones.

El 18 de mayo, Andrés Arauz, quien perdió las últimas elecciones presidenciales de 2021 contra Guillermo Lasso, declaró que no es su “prioridad personal” repetir como candidato del correísmo en las elecciones anticipadas.

“No es una prioridad personal para mí ser candidato, pero yo soy un soldado de este proyecto político y creo fervientemente en el postulado de la Revolución Ciudadana y en el progresismo latinoamericano, yo estaré en donde la historia me asigne y, en este caso, en donde el bloque histórico me asigne”, subrayó.

También trazó lo que debería hacer el movimiento correísta en las elecciones que se celebrarán dentro de tres meses. Puntualizó que se debe construir una gran coalición llamada “bloque histórico”, que cobije a los diversos movimientos sociales, incluidos los indígenas, a diferencia de lo ocurrido hace dos años. (SC)

Cerrar el paso a la vuelta del correísmo
La maniobra de Guillermo Lasso, quien disolvió la Asamblea y llamó a elecciones anticipadas, sería un riesgo calculado para intentar ganar esas elecciones como candidato de la derecha y cerrar el paso a la vuelta del correísmo.

De hecho, el jefe de Estado dejó abierta la puerta a una posible participación en las elecciones anticipadas. El 29 de mayo de 2023, antes de viajar a Brasil a la Cumbre de los países de América del Sur, el mandatario comentó que el tema de su reelección deberá discutirse a la interna de su movimiento político (CREO) y con su equipo de Gobierno. La decisión de Lasso de postularse o no, se conocería a su regreso de Brasil previsto para las próximas horas.

 

 

Diario La Hora