Opinión

Sin plástico, por favor…¿es posible?

A todos nos encanta la gran variedad de puestos de comida que ofrece la Ciudad de México, es parte de nuestra cultura y tradición.

Algunos tenemos a nuestro tamalero de confianza, el puesto con el jugo más rico, el local con las mejores tortas, tacos, esquites y hasta ensaladas si estamos a dieta. La gran mayoría de estos negocios usa envases desechables de plástico, por su conveniencia y bajo costo.

Hoy es el día mundial del medio ambiente y recordemos que el problema con estos plásticos es que solo se usan una vez y que pierden el 95% de su valor al ser tirados a la basura.

Muchos de estos plásticos no llegan a los centros de acopio y reciclaje y terminan en las calles, el drenaje y los vertederos de la ciudad. Contaminan el suelo, los alimentos, los ríos y finalmente los mares afectando la salud de las personas, los animales y las plantas.

Desde enero del 2021, el Gobierno de la Ciudad de México restringió la comercialización y distribución de diversos plásticos de un solo uso. En principio esto pudo representar un gran reto para los comerciantes, pero también fue una oportunidad para cambiar los hábitos de compra, reducir costos asociados a manejar los residuos plásticos y, por supuesto, disminuir la contaminación que nos afecta a todos.

¿Cómo hacerlo?

Al tener un puesto fijo, los comerciantes conocen su barrio, los hábitos y gustos de sus clientes. También es probable que conozca a los trabajadores de limpia. Todo esto les permite probar cosas nuevas. Aquí algunas ideas:

1. Infórmate de la regulación: Desde el 1ro de enero de 2021 está prohibido la comercialización, distribución y entrega de tenedores, cuchillos, cucharas, palitos mezcladores, platos, popotes o pajitas, bastoncillos para hisopos de algodón, globos y varillas para globos, vasos y sus tapas, charolas para transportar alimentos, aplicadores de tampones, fabricados total o parcialmente de plásticos, diseñados para su desecho después de un solo uso, excepto los que sean compostables.

2. Identifica cuáles son los plásticos desechables que puedes reducir de manera más rápida y fácil: Cuando los clientes comen en el lugar, los comerciantes pueden usar platos, vasos o cubiertos lavables. También puedes mandar a hacer envases reutilizables con la marca de tu negocio que puede ayudar a hacer a tus clientes más fieles a tus productos. Algunos comerciantes ya ofrecen descuentos a los clientes llevan sus propios envases. Este descuento es equivalente al costo de los envases desechables.

3. Separa la basura y asegúrate que llega a un centro de acopio: La separación de residuos en el lugar es clave para reducir la contaminación. Identifica opciones para separar la basura en tu local y ponte de acuerdo con la persona de limpia para que los lleve. También puedes ubicar el centro de acopio más cercano en la plataforma de Ecolana en tu teléfono celular.

4. Convence a tus clientes para hacer equipo: Como compradores muchas veces no sabemos el impacto de nuestras decisiones. Tú que ahora lo sabes, plática con tus clientes. Explícales por qué debe ser compromiso de todos reducir los plásticos desechables e identifiquen conjuntamente soluciones.

Una Ciudad de México sin plásticos desechables es posible y deseable, y no sólo hoy en el día mundial del medio ambiente, sino siempre.

Opinión por Ninel Escobar es directora del programa Cambio Climático en WWF México y la Plataforma de Acción por los Plásticos de la Ciudad de México (PAP-CDMX).

 

 

 

(la-prensa.com.mx)