Actualidad

Sin mayor acogida se realiza feria en colegio Aguirre Abad

Comerciantes que llegan de diversos puntos del Ecuador, esperan que sus ventas no bajen debido al cambio de locación.

 El desconocimiento, la falta de interés y la poca difusión resulta un problema para los comerciantes, que acostumbrados a la feria que se ubicaba en el colegio Guayaquil, han tenido trasladarse al Colegio Aguirre Abad, norte de la urbe, donde el interés de los ciudadanos es escaso.

Así lo confirma, Roberto Tubay, dedicado a la venta de frutos secos, granolas y productos naturales. El asegura que desde que empezó la feria sus ventas no han sido tan altas como en los dos años anteriores, cuando estaba ubicado en el colegio Guayaquil, y no recompensa los $300 que paga por la  ubicación que tiene dentro del recinto.

“Hay poco interés de las personas para por esta ferias. No vienen de forma individual las personas. Cuando estábamos en el colegio Guayaquil por ejemplo teníamos bastante presencia de gente”, señala

Tubay apenas ha vendido 20 fundas de sus productos, por lo que asegura que todavía no compensa su inversión. “Espero que esto cambie porque los comerciantes vamos a salir perdiendo”.

Martha Sandoval concuerda con Tubay, al reconocer que el cambio y la poca difusión del evento, son los causantes de la poca afluencia de personas. Ella responsabiliza a los  encargados de la organización porque no se preocuparon por la difusión de mismo.

“Creo que todo se organizó muy rápido y no analizaron estos detalles, que a la larga perjudica a los comerciantes”, pero a sus vez resalta, que los espacios donde están ubicados son cómodos y amplios,  a diferencia de años anteriores.

En el recinto también se han instalado puestos de venta de comida típica, pizza, chuzo, empanadas y dulce de higos. Ahí los pocos asistentes regatean los precios aprovechándose  del interés de los comerciantes por no quedarse con nada, con el objetivo de disminuir las pérdidas.

Así lo corrobora Sandra Suárez, colombiana radicada en Ecuador, quien es parte del comercio que reúne esta feria desde hace 12 años.  “Estamos un poquito preocupados, porque el fin de semana no entró mucha gente y por este puesto yo pago $250, que espero recuperar en el transcurso de la semana” comentó la colombiana.

A su criterio, la colombiana asegura que los guayaquileños “si responden” y espera, que tanto ella como sus compañeros, salgan felices después de este fin de semana. (VBF/La Nación)