Opinión

Sin ánimo de polemizar

Jorge Norero

 

Me parece inadmisible, que mientras atravesamos una de las más graves crisis de inseguridad, en nuestra historia republicana, al ministro de defensa: Oswaldo Jarrín, le preocupé y declare de mayor importancia, trabajar en reformas y elaboración de Leyes, que tienen que ver con la Institución castrense, como el proyecto de ley «orgánica» de Personal de FFAA, donde se busca abordar, la cadena de mandos, jerarquías, funciones a cumplir, y que los errores que se presenten se puedan sancionar de acuerdo a la ley, etcétera.

Mientras tanto, gracias a la cooperación de Operaciones conjuntas con la policía de Colombia, nuestra Policía ecuatoriana decomisaron una tonelada de explosivo, al grupo subversivo » los contadores»….. ¿y la fuerza terrestre donde estaba?, que funciones realiza en la frontera, tiene instrucciones para efectuar operativos de inteligencia, controles, patrullajes, ¿donde están?

El paro en Santa Rosa, declarado indefinido por los pescadores, frente a la inoperancia de la Armada del Ecuador, cansados de que los piratas les roben sus herramientas de trabajo, asesinatos, etcétera, pone en evidencia ante la sociedad, que no están cumpliendo hace rato, su misión las FFAA del Ecuador, con la eficiencia y eficacia, que deberían imponer a todas sus operaciones y actividades.

Pero acabamos de verlos desfilar por aire, tierra y mar, asistir sus mandos a sendas ceremonias, cócteles, ascensos, discursos, primera fila en fiestas con todas sus condecoraciones, al comandante de Operaciones navales, Amilcar Villavicencio, así como al Ministro de Defensa y al alto mando militar, pero de dar la cara y dialogar con los pescadores en Santa Rosa, no que va, un capitán de Fragata es suficiente para interactuar con los quejosos, que arruinan sus almuerzos y cenas en el Club de la Unión, en el Yacht Club Naval, o el Circulo Militar…..

No mis queridos compañeros y amigos de las FFAA, ustedes no son burócratas con uniformes, y vuestra formación y preparación está ligada, al constante blindaje de nuestros intereses vitales, por aquello les pagamos vuestras excelentes remuneraciones, sueldos por encima de $5000 a generales y almirantes, y pensiones jubilares a ellos, por esos mismos valores…

De manera qué, les exigimos resultados, basta de discursos, desfiles, y declaraciones estúpidas de respaldo a la democracia, mientras la delincuencia y el narcoterrorismo, se adueñan y son los amos de nuestro territorio.

Estaremos respaldando a las FFAA mientras justifiquen ante la Nación, que cumplen un rol y una misión insustituible, caso contrario, mejor sería, pidan la baja con dignidad, se retiren de la vida militar activa, y que quede para la historia y memoria colectiva, las otroras hazañas de las gloriosas Fuerzas Armadas del Ecuador.
Semper fidelis.