Actualidad

Siguen los reclamos por caso Ortega

Unas 30 personas se reunieron para denunciar los retrasos en las entregas de sus viviendas en los proyectos inmobiliarios de Terrabienes

GUAYAQUIL. Lograr que les devuelvan sus dineros, luego de haber invertido en la inmobiliaria Terrabienes, se ha convertido en la tarea primordial de los clientes que se reunió ayer en los bajos del Gobierno del Litoral, quienes pedían ser escuchados por el Presidente de la República, Rafael Correa, quien tenía sesión de Gabinete.

Terrabienes es una de las tres firmas intervenidas por la Superintendencia de Compañías, que comenzó un proceso de investigación a esta empresa del grupo familiar Ortega Trujillo a finales del año pasado por problemas de liquidez y moras en el mercado bursátil.

Desde noviembre del 2013, Celia de Panchana, de 52 años, una de las perjudicadas recalcó que ella invirtió $20 mil para una vivienda en la urbanización Altos de Varanda, ubicada en el km 1.6 de la vía Pascuales-Terminal Terrestre, resaltó que en la Defensoría del Pueblo ha presentado la denuncia correspondiente junto a más de 200 afectados, aunque el número real sería de alrededor de 1 000 personas por todos las urbanizaciones a cargo de la inmobiliaria.

“No nos han entregado en el tiempo que deberían de haberlo hecho, primero, dijeron que no nos entregaban porque no tenían los permisos del Municipio porque el puente que va a pasar de Samborondón iba a pasar por ahí, por eso -según la inmobiliaria- le tenían detenida la obra”, recalcó esta mujer.

Ella forma parte de las miles de personas que habían invertido en uno de los cinco proyectos habitacionales en la avenida Terminal Terrestres-Pascuales, en el norte de Guayaquil, que tenía esta inmobiliaria.

Jaime García, estaba pagando una casa en la Urbanización Olivos del Río, en el km 16 vía Terminal Terrestre, donde comentó que existen muchas personas perjudicadas. Él comenzó a pagar desde el 2011, pero han pasado casi cuatro años y no le han entregado su casa.

El afectado comentó que antes de invertir $20 mil, fue a ver la obra, aquí le mostraron los materiales que utilizarían, entre esos los bloques, y otras cosas, por lo que accedió firmar un mandato de contrato con la entonces representante, Elvira Ortega.

“Hemos tenido muchas reuniones con los señores Ortega, pero ellos dicen que no tienen plata, que están desfinanciados. Eso es lo que hemos recibo, por lo que tratamos que un abogado nos patrocine y que lleve este problema a las autoridades competentes”, dijo

Ángel Marín también es parte de este extenso grupo de perjudicados. Él posee un documento del Municipio de Guayaquil en el que les asegura que dicha inmobiliaria no cuenta con los permisos de construcción para Olivos del Río, que es donde el compró un terreno para la construcción de su casa. Por dicho solar, Marín canceló $26 580 por la entrada de su vivienda y ahora exige que le devuelvan su dinero.

Hoy, los afectados por la inmobiliaria tendrán una audiencia en la Defensoría del Pueblo. (DO/La Nación)