Opinión

Si usas las redes no te enredes

Joel Yanez

joeleljym@hotmail.es

@joeleljym

Las redes sociales representan, entre otras cosas, la apertura a nuevos espacios de relación. Para niñas, niños, adolescentes y jóvenes, las redes sociales y el correo electrónico (e-mail) constituyen espacios muy relevantes de socialización, encuentro, intercambio y conocimiento.

También es así, claro está, para muchas personas adultas.

Familias y docentes continuamente se preguntan por lo bueno y lo malo del auge de este recurso. Por una parte, en ocasiones se observa que la interacción virtual ocupa un tiempo excesivo que va en detrimento de la interacción presencial. Por otra parte, se aprecia la posibilidad de contactar con personas de diferentes partes del mundo, de recuperar amistades, etc. También, desde algunas familias se valora que “el entorno virtual”, donde el cuerpo permanece en la habitación, es un lugar más seguro, sobre todo en ciudades o lugares que se perciben como hostiles.

Pero debemos tomar muy en cuenta que las redes nos pueden “enredar” por decirlo así. Si no tenemos cuidado el Internet pasara de ser una necesidad a convertirse en una obsesión. Es cierto que hoy en día no solo se usa este tipo de medios como pasatiempo. Las empresas e instituciones usan las redes para comercializar y compartir información con sus usuarios. Lo malo es que la mayoría de las personas las usan con otros fines que pueden dañar su honra y reputación de por vida.

Es por eso que debemos cuidar mucho que es lo que publicamos, pues estos datos y estados estarán a la vista de posibles jefes en un futuro. Con tan solo un clic y unos cuantos caracteres tecleados podemos hacer mucho o nada por nosotros mismos. Lo cierto es que el mundo virtual es tan necesario, pero debemos tomar las precauciones necesarias. El que algunas personas tengan accidentes automovilísticos no significa que conducir sea malo. Algo parecido ocurre con Internet.

Recuerde: El problema no es Internet, el problema es cómo se usa.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.