Economía

Shell prevé que su facturación caerá a la mitad por precio del crudo

En relación a la adquisición de BG, anunciada a principios del año pasado, el consejero delegado de Shell señaló que supondrá un “nuevo capítulo” para la compañía pues la “rejuvenecerá”.

LONDRES. La petrolera Royal Dutch Shell prevé que sus ingresos correspondientes a 2015 se han reducido en más de la mitad debido a la fuerte caída de los precios del crudo, según adelantó la compañía anglo-holandesa.

La empresa, que espera completar pronto la adquisición de la petrolera británica BG, espera que la cifra de sus ingresos para 2015 sean de entre 10.400 millones de dólares 9.464 millones de euros) y 10.700 millones de dólares (9.737 millones de euros), muy por debajo de los 22.560 millones de dólares facturados el año anterior (20.529 millones de euros).

El consejero delegado de Shell, Ben van Beurden, cuya empresa dará a conocer resultados en las próximas semanas, señaló que la compañía ha recortado costes para hacer frente a la actual situación y continuará este año con el control de gastos.

El precio del crudo continúa su caída y cotiza en el mercado de Londres por debajo de los 28 dólares el barril debido a una importante oferta del oro negro en el mercado y sin que los países productores decidan recortar la producción, según los expertos.

A esta situación se ha sumado la perspectiva de más petróleo en el mercado procedente de Irán, tras levantarse las sanciones que pesaban sobre ese país al alcanzar Teherán un acuerdo sobre su programa nuclear con las potencias internacionales.

En relación a la adquisición de BG, anunciada a principios del año pasado, el consejero delegado de Shell señaló que supondrá un “nuevo capítulo” para la compañía pues la “rejuvenecerá”.

La compra de BG, con sede en la ciudad inglesa de Reading, ya ha sido aprobada por los reguladores pero tiene que recibir el visto bueno del 50% de los accionistas de Shell y del 75% de los de BG. (Efe/ La Nación)