Actualidad

Serrano desmiente persecución a Figueroa

El médico quiteño dice que es un perseguido, ¿perseguido de qué? pregunta el ministro del Interior, José Serrano.

GUAYAQUIL. Luego de que Carlos Figueroa recuperó la libertad la mañana del 17 de enero del 2015, afirmó que es él, junto con Fernando Villavicencio y Kléver Jiménez, quienes fueron acusados por injuriar al presidente Rafael Correa por los hechos ocurridos el 30 de septiembre del 2010, son objetivo de persecución.

Figueroa aseguró que dicha persecución se inició antes de la sentencia, en su caso según él,  lo sacaron del Hospital del Día de la Universidad Central y no lo dejaron posesionarse como profesor principal de farmacología  luego de ganar un concurso de mérito. Además que el Gobierno no hizo caso a las medidas cautelares emitidas a su favor por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Pero ésta versión fue desmentida por el ministro del Interior, José Serrano, durante una entrevista en el programa Contacto Directo, quien aseguró que Figueroa es una persona que no cumple con la capacidad académica, técnica y a su criterio, con la capacidad ética por la manipulación y la forma de mentir.

“Que esa falta de capacidad para no ganar un concurso puede enmarcarse en el proceso de persecución, esos son los temas de fondo. Aquí resulta ser que se hace micrófono abierto para que puedan opinar y manipular la información desde una visión completamente sesgada, sin darle a los ciudadanos los insumos suficientes para que puedan determinar ellos la realidad de los hechos”, señaló.

Serrano advirtió que Figueroa cumplió los seis meses de cárcel impuestos por cometer injurias contra el presidente de la República, Rafael Correa, por lo que el ministros se preguntó: ¿Dónde está la persecución para una persona que presenta una denuncia penal, se califica la denuncia de temeraria y maliciosa porque él dice que el presidente de la República ha cometido crímenes de lesa humanidad?

Y el mismo se contesta, “se determina que hay una falsedad orquestada en esa denuncia. Esos son los hechos reales, aquí no estamos hablando si ganó o no ganó el concurso, aquí hablamos de por qué el señor Figueroa fue sentenciado en un proceso penal por injurias calumniosas”, explicó Serrano.

Sobre las denuncias a la violación de los derechos humanos hecha por Figueroa, el ministro recordó que” Figueroa entró pesando 172 libras a la Cárcel No. 4, y salió pesando 190 libras, gozando de salud que seguramente nunca la había tenido”

Agregado que “lo que Figueroa no dice es que nunca hubo tortura, trato cruel, incomunicación de visitas…”lo que estamos persiguiendo es los delitos, no a las personas”. (DO/La Nación)