Realidades

Series de TV: personajes que se salvaron de morir gracias a fans

No cabe duda que hay personajes muy populares en las series de TV. Paradójicamente, algunos tenían una corta duración, pero gracias a la aceptación del público, lograron mantenerse en la historia.

EEUU. Personajes como Daryl Dixon de The Walking Dead o Jesse Pinkman de Breaking Bad burlaron a la muerte luego de causar sensación entre los fans. De esta forma, la producción tuvo que cambiar parte de la historia y extendió sus participaciones. Conoce otros ejemplos aquí:

1. Daryl Dixon de The Walking Dead

Norman Reedus audicionó para encarnar a Merle. El actor impresionó a los productores al punto de que ellos decidieron crearle un personaje especialmente para él, y que no existía en el cómic de The Walking Dead. De esta forma nació Dary Dixon, quien es uno de los más queridos de la serie de AMC.

Daryl Dixon tendría una corta participación en la primera temporada. Tras su popularidad, dieron luz verde para que el sobreviviente tuviera mayor protagonismo en la trama.

2. Jesse Pinkman de Breaking Bad

El irreverente Jesse Pinkman debía morir al final de la primera temporada deBreaking Bad. En el guión original, este personaje sería asesinado por un traficante de drogas. Posteriormente, el criminal sería torturado por Walter White durante varios días. Para alivio de los seguidores, este episodio nunca sucedió.

3. Ben Linus de Lost

Michael Emerson fue contratado para que aparezca en tres episodios. El talento del actor sorprendió a los productores, convirtiéndolo a Ben en un personaje más misterioso; con secretos que cambiarían el rumbo de Lost.

4. Jack Shephard de Lost

Los productores de Lost querían que Michael Keaton interpretara a Jack, quien sería la estrella de la serie para luego impactar al público con su repentina muerte.

Sin embargo, esta idea fue descartada, ya que el equipo de Lost presumía que los fans odiarían la ficción por la muerte de Jack. Finalmente, Matthew Fox cautivó a los seguidores, interpretando a Jack y salvando al personaje de la muerte. (Internet/La Nación)