Deportes

Sergio Agüero: “Que éste sea mi Mundial y el de todos”

El lugar del 9 que se está ganando, Sampaoli, Guardiola, el Manchester City, su horizonte en la Selección… Todo en la charla a solas con el Kun en Rusia.

-Habrás visto que casi no se habla de otra cosa que de la pelea por ser el nueve de la Selección. ¿Te afecta? ¿Te genera algo?

-Claro que sé lo que se dice de los 9, de (Mauro) Icardi que no vino, que podría volver el Pipita (Higuaín). Son todos muy buenos, pero a mí mucho no me preocupa. Yo sé que tengo que entrar a la cancha a hacer lo mío, que es jugar para el equipo y rendir como rindo en mi club. Y tratar de convertir….

A los 29, Sergio Lionel Agüero conserva la cara de pibe de aquellos comienzos sorprendentes. De su irrupción en la Primera de Independiente pasaron nada menos que 14 años. Pero cuando escucha una pregunta, y aún manteniendo esa expresión aniñada y sonriente, analiza cada cosa que dice y se toma su tiempo para elaborar la respuesta. El 9 del Manchester City puntero de la Premier, el 9 de uno de los dos o tres mejores equipos del mundo hoy por hoy, el 9 de la Selección, se hace unos minutos para charlar mano a mano con Clarín en Moscú, en un alto de la gira de la Selección.

-Ante Rusia era tu debut en la era Sampaoli. ¿Lo viviste como un debut?

-Estaba tranquilo. Sí, sabía que era mi debut en esta etapa y era mi vuelta a la Selección. No había podido estar antes. Me convocó con Uruguay y Venezuela pero no entré y después no pude estar porque me rompí una costilla en el accidente en Holanda. Pero me sentía bien porque sabia lo que podía dar. Por suerte las cosas me salieron bien y además pude aportarle al equipo, hacer lo que me pidió el técnico y convertir.

-Jugaste de mediapunta, de diez, ahora parecés afianzado en el centro del ataque. ¿Cuál es tu posición?

-Jugué mucho de mediapunta. El Tata Martino ya me había pedido varias veces que jugara más adelante y me sentí cómodo, pero el cambio grande lo empecé a dar en Atlético de Madrid. Ahí en 2010 tuve a Quique Flores (N de la R.: Quique Sánchez Flores es aquel DT madrileño que alguna vez dijo que prefería a Agüero por sobre Messi), que me convenció de que no hacía falta que bajara tanto, que me quedara adelante. Ahí jugábamos con Forlán, que iba por los costados. Y así empecé a jugar en esa posición, en el centro del ataque. Después, en el City, tenía a David Silva y a Touré Yaya en el medio que los corrían a todos, así que me fui acostumbrando a esa posición.

-¿Y con Guardiola? Llegó Gabriel Jesús y pareció que el 9 iba a ser él…

-Naaa… No pasa nada. Hay grandísimos jugadores en el Manchester City. Por suerte me está tocando jugar a mí.

-Y respondés con goles. ¿La gente te recuerda que sos el máximo goleador de la historia del club?

-Bueno, ya son siete años en el club. Me siento muy querido por la gente de la ciudad.

-¿Qué clase de técnico es Guardiola?

-Lo que más me impresiona de él es lo seguro que es y que siempre está sorprendiendo. Le gusta arriesgar pero también te sorprende. Hubo partidos, como uno contra el Everton, que quedamos con diez (expulsaron a Walker) y sacó a un central (Stone) y lo fue a buscar igual hasta que empatamos. Y hubo otros en los que teníamos uno más y no cambió. Estudia mucho al rival, estudia por dónde entrarle y te explica bien lo que tenés que hacer y dónde van a estar los espacios. Aprendo mucho de él.

-Vos y Otamendi fueron los mejores contra Rusia. ¿Guardiola los mejoró?

-No sé si tanto, pero trata de que entiendas mejor el juego y que todos quedemos uno contra uno. Eso a mí me gusta mucho.

-Llevás once años en Europa, siete de ellos en Manchester. ¿Estás cómodo ahí o a veces pensás en otra ciudad grande de Europa?

-No, no pienso en eso. Estoy muy cómodo en Manchester, aunque pasa que muchas veces jugamos cada tres días y estamos poco como para vivirla. Es muy tranquila, aunque el tiempo no ayuda, está feo y llueve mucho, pero yo me acostumbré. La gente es muy tranquila, amable, por ahí los pibes se acercan para sacarse fotos, pero siempre con respeto.

-¿Te impactó el atentado en el recital de Ariana Grande?

-Y… cuando pasó estaba volando de vuelta a Buenos Aires. Yo soy de ir a recitales, había ido a ver a Bruno Mars, y capaz que si Ariana Grande tocaba un par de semanas más la podría haber ido a ver. Pero son cosas que pasan y no me da miedo. Eso que pasó en Manchester puede pasar hoy en cualquier lado.

-Volvamos a la Selección. Será tu tercer Mundial. ¿Sentís que es el último o vas a jugar mucho tiempo en este nivel como Federer, Ginóbili o Buffon?

-Bueno… como decís vos, hoy en dia los deportistas duran más. Pero sí, a veces pienso que éste puede ser mi último Mundial. Después pienso que no, que por ahí sigo (jaja).

-¿Y puede ser éste tu Mundial?

-Bueno, en 2010 con Diego en Sudáfrica jugué poco, solamente tres partidos. Después en 2014, en Brasil, me desgarré en cuanto arrancó. A éste llego muy bien. Ojalá que se nos dé. Que éste sea mi Mundial y el de todos.