Opinión

El cantante

Martín Úraga Icaza/Guayaquil

Si que ha trascendido lo que ocurre con Carlitos, sí, el mismo, el mejor Contralor de la historia de las manos limpias, corazones ardientes y pies en polvorosa. Ahora convertido o por convertirse en cantautor, en el escenario de la justicia norteamericana, esperemos que tenga éxito en su presentación, pondrá a prueba al auditorio americano, ávido de escucharlo, creo que a la distancia muchos ecuatorianos entre los que me incluyo, también queremos disfrutar de su concierto… a sola voz, aunque estoy convencido que un minúsculo grupo, casi una banda, lo más parecido a una orquesta, serán los más interesados en escuchar su interpretación, seguro de que no estarán en primera fila, el temor a que los señalen y los incorporen al coro, debe ser tremendo.

Así que, por ahora, todos aquellos beneficiados de sus favores, especialmente en el rubro desaparecer glosas, no encuentran palabras y tiempo para querer ponerse a distancia, lo más lejos posible, un poco más y declaran no saber quién es, realmente y como decía el director prófugo de la banda, que cara de tuco.

Es que después de tantos años disfrutando de lo mal habido, protegidos por quienes deben impartir justicia, viviendo en total impunidad, ahora como que sienten que alguna tormenta se aproxima, lo que no pensaron ni imaginaron, es que esta viene del norte, el famoso y siempre visitado por ellos y familia, el gran Tío Sam, parece ser que no son de su agrado, y esto si es una… GRAN TORMENTA, así que como dijo alguien, a correr que todo es pampa.

Confío en que tendrá mucha acogida ésta única presentación en público, luego serán sólo a puerta cerrada.

Parafraseando: Todo aquel que obra mal al final le irá mal. Puede que en un principio las cosas le salgan como las haya planeado, pero tarde o temprano caerá en manos de la justicia.