Internacional

Senegal es declarado libre de ébola

El país africano es declarado libre de ébola, enfermedad de la que se han contagiado desde marzo unas 9.000 personas, la mitad de las cuales han muerto.


SENEGAL. Nigeria también podría ser declarada el lunes “libre” del ébola si supera los 42 días sin registrar casos de la enfermedad, de las que en ese país han fallecido ocho personas de las 20 contagiadas.


Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el 12 de octubre se habían confirmado 8.997 contagios de ébola y 4.493 fallecimientos en siete países del mundo, aunque la inmensa mayoría de ellos se concentran en Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry, que suman entre los tres 8.973 contagios y 4.484 muertos.


Liberia es el país más castigado, con 2.458 fallecidos y más de 4.200 casos confirmados, hasta el 11 de octubre.


Los otros dos países donde el brote de ébola está siendo más devastador son Sierra Leona, con 3.252 contagiados y 1.183 muertos, y Guinea Conakry, con 1.472 casos y 843 personas fallecidas, según la OMS.


En Guinea Conakry se registraron los primeros casos del brote, que poco después se expandió con gran virulencia a Liberia y Sierra Leona, y llegó a Nigeria y Senegal, país este último que sólo ha tenido un caso de infección. Estados Unidos y varios países europeos también tienen casos aislados.


La OMS distingue dos categorías de países afectados por el brote según la intensidad de la transmisión: los países de África Occidental con transmisión extendida, que son Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry, y los países con un algún caso o con transmisión localizada, como son Nigeria, Senegal, Estados Unidos y España.


Se han confirmado casos del virus en Estados Unidos y en cinco países de Europa (España, Alemania, Francia, Reino Unido y Noruega) y se han producido cuatro fallecimientos (dos en España, uno en Alemania y uno en EEUU).


La mayoría de los casos de ébola registrados fuera de África corresponden a personas que enfermaron allí y fueron repatriadas para ser tratadas, aunque también hay tres trabajadoras sanitarias que se han contagiado en España y Estados Unidos.


España repatrió en agosto y septiembre a dos misioneros que murieron días después de su llegada. El fallecimiento del religioso Miguel Pajares, el 12 de agosto, fue el primero por ébola fuera de África.


España fue también el primer país en confirmar, el 6 de octubre, un contagio producido fuera del continente africano. La persona infectada, y que actualmente está hospitalizada, es una auxiliar de enfermería que había formado parte del equipo de atendió a los misioneros fallecidos.


Estados Unidos, por su parte, registró el primer caso de ébola diagnosticado en su territorio el 30 de septiembre, un hombre, Thomas Eric Duncan, que había llegado al país procedente de Liberia y que falleció una semana después.


Dos enfermeras que atendieron a Duncan contrajeron la enfermedad, según se confirmó hace unos días.


En Alemania, el 14 de octubre falleció un trabajador de Naciones Unidas de origen sudanés y permanece hospitalizado un médico. Otro contagiado sobrevivió a la enfermedad.

También superaron la enfermedad dos enfermeras que fueron repatriadas a Francia y Reino Unido. En Noruega hay una cooperante ingresada. (Efe/La Nación)