Actualidad

Senagua y Secretaría de Riesgos entregaron observaciones a informe para el dragado

Se analiza si se colocará el sedimento en el parque Samanes. Los estudios de impacto ambiental también serán actualizados.

GUAYAQUIL. En la entrevista semanal de este jueves 19 de febrero de 2015, el prefecto Jimmy Jairala anunció que la Secretaría Nacional del Agua (Senagua) y la Secretaría de Gestión de Riesgos entregaron las observaciones al informe que actualizó los estudios para la segunda etapa del dragado del río Guayas.

“No podemos empezar a dragar mientras no tengamos el visto bueno de la Secretaría de Riesgos y de Senagua”, mencionó Jairala al recordar la importancia del aval técnico que tienen que dar ambas instituciones estatales para que el Gobierno Provincial del Guayas pueda emprender la tarea. Las respuestas a las observaciones serán enviadas por escrito en las próximas horas.

Al ejecutivo guayasense lo acompañó el director de Riego y Drenaje de la Prefectura, Nicanor Moscoso. Fue este último el encargado el procedimiento que se seguirá una vez recibidos los informes. Así, para finales de marzo se espera que los consultores presenten un informe definitivo. “En tres meses a partir de esa fecha, nosotros estaríamos en condiciones de plantear qué es lo que querríamos hacer, abrir el concurso y desarrollar las fases precontractuales”.

Precisamente sobre los plazos, Jairala se anticipó a las críticas: “Hemos esperado 25 años. Podemos esperar tres o cinco meses más para poder empezar, haciendo bien las cosas”.

Moscoso destacó el alcance de las observaciones, algunas de las cuales ya pueden ser contestadas en base a los propios estudios. “Las dos coinciden en que el trabajo es urgente y que hay que realizarlo”.

Asimismo, la Secretaría de Riesgo pide a la Prefectura definir si el trabajo es de dragado o de relleno. “Nosotros hemos confirmado que se trata de un trabajo de dragado, básicamente”.

A ello, el prefecto Jairala agregó que como obra complementaria del dragado se procederá a un relleno porque “ese material se lo tiene que colocar en algún lugar. Por eso es que en ese estudio se expresa la preocupación por el destino del sedimento y que habíamos considerado que podía ser colocado en una zona periférica de Durán”. Ahora se presenta la opción de colocarlo en el parque Samanes. La previsión, según explicó Moscoso, es que 1’100.000 m3 (de un total de 4,5 millones de m3) puedan ser destinados allí.

Bajo ese escenario, la principal inquietud radica en los costos. “Si llevamos el material a un solo lugar, tendríamos que hacer un tendido de tubería a 13,5 kms y ahí ponemos los 4 millones de metros cúbicos de sedimento. Pero si nosotros ponemos las tuberías a 8 kms y luego la desmontamos para llevarlas a otro sitio, vamos a tener un aumento de los costos. No obstante, lo vamos a analizar”, indicó Moscoso.

Otra consulta es que si el playón que actualmente se forma entre La Puntilla y el islote El Palmar, en la desembocadura del río Daule hacia el río Guayas, se convertirá en un canal de dos a metros, similar al que quedará entre El Palmar y Guayaquil. “La respuesta del consultor es que así va a quedar; es decir, que queda desalojado el sedimento en los márgenes de El Palmar”.

Los organismos rectores también consultaron a la Prefectura del Guayas si se hicieron los estudios de impacto ambiental. Moscoso señaló que el estudio inicial del Ministerio de Transporte y Obras Públicas ya contemplaba el estudio de impacto ambiental. Pero aclaró que la Prefectura emprenderá la contratación de la actualización correspondiente, para contar con la licencia ambiental.

Al respecto, Jairala puntualizó que “el presidente de la República, Rafael Correa, está tan al tanto del tema y tan preocupado del tema que ya acordó con el prefecto personalmente que de los 60 millones de dólares que en teoría podría costar el dragado, 20 millones los va a aportar el Gobierno Nacional”.

La Secretaría de Gestión de Riesgos también indica que el Gobierno Provincial debe realizar un plan de protección de cuencas, principalmente de los ríos Puca y Colimes, que son tributarios del Daule; así como de la cuenca del río Vinces, para lo cual deberá vincularse con sus similares de Manabí y Los Ríos.

Sobre ese tema, Moscoso recordó que el Municipio de Guayaquil contrató con financiamiento de la CAF estudios de toda la cuenca del río Guayas, incluidos sus afluentes. Además, agregó, el Gobierno Central debe atender las labores cuando intervienen varias provincias. A la Prefectura, dijo, le corresponde trabajar sobre el territorio del Guayas, de ahí que este año se tiene previsto contratar un estudio de la sedimentación de todos los ríos que abastecen al río Guayas.

“Cuando se trata de involucrar a otras provincias y a otras instituciones del Estado –dijo Jairala-, nosotros, en ese caso, somos solo una parte del tema, porque ya estamos hablando de que tienen que intervenir los ministerios del Ambiente y de Agricultura; los prefectos de Manabí y Los Ríos; Senagua, y Secretaría de Riesgos, ya es un tema macro, en el que nosotros seremos una parte”. Eso sí, compartió los criterios de Senagua y SNGR de que se debe manejar el tema como algo integral. “Pero debemos plantearnos acciones a corto y mediano plazo, porque de lo contrario, a finales de año tendremos 5 millones de metros cúbicos de sedimento”. (PREFECTURA DEL GUAYAS)