Economía

Senae destruyó más de 23 mil botellas de licor aprehendidas

Según un comunicado del Servicio Nacional de Aduana (SENAE), para llegar a este punto, las mercancías han pasado por un proceso legal.

GUAYAQUIL. Un total de 23.333 botellas de licor aprehendidas durante varios operativos de control fueron destruidas el pasado viernes, luego de cumplir un estricto control. Las bebidas alcohólicas fueron decomisadas en la frontera sur del país, las cuales intentaban ingresar a territorio ecuatoriano de manera ilegal.

Según un comunicado del Servicio Nacional de Aduana (SENAE), para llegar a este punto, las mercancías han pasado por un proceso legal de acuerdo a lo que estipula el Código Orgánico de la Producción.

“Son licores que no cuentan con registro sanitario”, indicó el jefe de Operativos de la Aduana, Fabián Soriano.

A raíz de la falta de registro sanitario, la aprehensión del licor de contrabando, también se enmarcó en el control de la salud pública, por lo tanto, de acuerdo a la normativa de salud no es apta para consumo humano y su destrucción se vuelve obligatoria.

Éste, como uno de los productos más vulnerables al contrabando sumó un total de $ 2.850.594,30 durante el 2013 y2014. Mientras que el monto aprehendido y destruido suma aproximadamente $ 1 millón, según el Senae.

Para disminuir el contrabando de este producto, Senae advierte en un comunicado que: “a partir de ahora, los licores de ron, whisky, tequila y vodka importados deberán llevar la etiqueta desarrollada por el SENAE que valida el ingreso formal del licor al país”.

Con esta etiqueta se busca que los usuarios contribuyan a los controles, porque a través del teléfono celular se podrá saber si el producto es apto para el consumo.

“De esta manera, el ciudadano contará con la herramienta que le permitirá estar seguro de que el licor que está comprando no es falsificado, ni adulterado y tendrá la opción de registrar cualquier anomalía”, recalca el documento.

Conjuntamente destaca que la importancia del proyecto de etiquetas fiscales, le va a permitir al país, a futuro, eliminar el contrabando de licor en espacios públicos.

Según el director del Senae, Xavier Cárdenas, la inversión para la implementación de las nuevas etiquetas será de $700 mil. (VBF/La Nación)