Internacional

Senador canadiense deja Partido Conservador por relaciones sexuales con menor

En las elecciones de 2008, el pastor pentecostal se presentó como candidato a diputado por el Partido Conservador pero fue derrotado en las urnas.

TORONTO. El senador conservador canadiense Don Meredith ha sido expulsado del gobernante Partido Conservador tras conocerse que mantuvo relaciones sexuales con una menor, confirmó hoy el Gobierno.

La expulsión se produjo después de que el periódico “The Toronto Star” informase hoy de que Meredith, de 50 años y que es también pastor pentecostal en Toronto, inició una relación sexual con una joven a la que conoció en un acto religioso cuando tenía 16 años.

El senador, nombrado para el cargo por el primer ministro canadiense, el conservador Stephen Harper, en 2010, y la joven mantuvieron durante casi dos años encuentros a través de internet en los que Meredith se masturbó mientras solicitaba a la menor que se desnudase, según la publicación.

Cuando la adolescente cumplió 18, Meredith, que está casado y tiene una hija, y la joven tuvieron relaciones sexuales plenas en varias ocasiones hasta que repentinamente, hace unos meses, el senador decidió terminar la relación, de acuerdo con el diario.

El legislador está siendo investigado por el Senado después de que varias empleadas de su oficina en el Parlamento canadiense denunciasen acoso sexual y abusos.

Poco antes de que el periódico publicase las acusaciones contra Meredith, la Oficina del Primer Ministro de Canadá emitió un comunicado en el que señaló que el senador había sido expulsado del Partido Conservador.

Meredith es el quinto senador nombrado personalmente por Harper que ha tenido que abandonar el Partido Conservador en medio de graves acusaciones.

Dos senadores designados por Harper, Mike Duffy y Patrick Brazeau, están siendo juzgados por fraude y corrupción.

Otra senadora, Pamela Wallin, está siendo investigada por la Policía también por fraude.

Y Pierre-Hugues Boisvenu abandonó la semana pasada el partido de Harper al ser uno de los nueve senadores a los que el Auditor General de Canadá ha acusado de graves irregularidades en sus gastos.

El nombramiento de Meredith en 2010 se produjo en medio de polémica.

En las elecciones de 2008, el pastor pentecostal se presentó como candidato a diputado por el Partido Conservador pero fue derrotado en las urnas.

Tras su nombramiento, Meredith empezó a utilizar el título de doctor, aunque posteriormente lo tuvo que abandonar al no poder justificar un doctorado en ninguna institución reconocida.

Los constantes escándalos en que está sumido el Senado canadiense han generado un creciente movimiento en el país para su abolición.

El principal partido de la oposición, y actualmente al frente de las preferencias de voto en las últimas encuestas, el socialdemócrata Nuevo Partido Democrático (NPD), ha señalado que abolirá la Cámara Alta si gana las elecciones generales de octubre. (Efe/La Nación)