Opinión

Semana fatal para el gobierno

Antonio Aguirre M.

antonioxaguirre@gmail.com

A mediados de semana se conocen malas noticias en varios ámbitos del quehacer diario que sin lugar a dudas afectan y preocupan a la ciudadanía en general.

Las recaudaciones impositivas hasta el mes de Agosto, luego de todos los “correazos” decrecieron 1.451 millones de dólares, cuando pensaban que las mismas estarían en aumento, lo que demuestra que la medida económica no fue acertada, primando en la decisión el capricho de las autoridades que no midieron las consecuencias de subir los impuestos.

El Ministro de Defensa Economista, Ricardo Patiño Aroca, confirmó que dos Cabos del Ejército Ecuatoriano si instruyeron a simpatizantes de la Revolución Ciudadana,
lo que demuestra que está sembrada la semilla del terrorismo, tocándole ahora al Fiscal General iniciar las acciones correspondientes a los dirigentes, simpatizantes y Cabos identificados en el delito que está investigando.

Sin mayores explicaciones, el IESS se sigue endeudando con la banca Internacional debiendo transparentar sus operaciones inclusive las que mantiene con el Estado, prohibido olvidar que los dueños de la institución son los millones de afiliados y no el Gobierno que solo es el administrador.

Una pésima imagen ante el mundo dejó nuestro “extranjero” Canciller que junto a otros cinco pelagatos colegas simpatizantes del Socialismo del siglo XXI abandonaron la sala de sesiones de la  ONU cuando el Presidente Constitucional de la República (Soberana) de Brasil  tomó la palabra. Todavía no asimilan que el Congreso ya destituyó a la Presidenta y que su menor esta siendo investigado por corrupción o es que piensan que perteneciendo a su grupo están exonerados de toda culpa y tienen libertad para actuar fuera de la ley.

Y para terminar, la falta de estudio de suelo junto con la mala construcción, el Parque Lineal construido por el MIDUVI se cayo al Estero, destruyéndose una área de 50 metros de largo por 7 metros de ancho, lo que demuestra la falta de responsabilidad de la construcción de la obra pública, como es costumbre, los técnicos acusan a dos familias que no se reubicaron.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.