Actualidad

Seis vías para destrabar la Asamblea

Entre demandas y acciones de protección se van los días en una Asamblea, cuya labor se estancó hace siete semanas. ¿Hay alternativas de solución?

Apenas un poco más del 50% de los ecuatorianos confía en la democracia. El resto hasta podría aceptar la idea de un golpe de Estado militar frente a los problemas de corrupción y delincuencia que vive el país, según el último estudio del Barómetro de las Américas de 2019.

Este es un dato alarmante, dice el analista político Mauro Andino, quien asegura que las acciones (o inacciones) de la Asamblea Nacional hacen daño a la clase política que es repudiada por la sociedad y ahondan esa percepción.

Mientras más se estanca la Asamblea más se desprestigia, no solo la Función Legislativa sino toda la clase política, insiste Andino. “Eso es peligroso porque cuando la gente comienza a desconfiar de la democracia, porque siente que no le da réditos, en medio de la desesperación y la frustración es capaz de arrojarse a los brazos del que sea y aceptar las propuestas más descabelladas que aparezca por ahí”, asegura al recordar que en 2023 habrá un proceso electoral.

El abogado y politólogo Arturo Moscoso considera que el riesgo del desgaste de la Asamblea es que la falta de confianza en la democracia acentúa procesos que podrían crear el aparecimiento de líderes autoritarios.

En ese contexto, estos y otros expertos en temas políticos consideran urgente desbloquear la situación de la Asamblea. Ellos proponen seis alternativas para superar el conflicto del legislativo y lograr que los asambleístas trabajen en beneficio del país.

1) Autoconvocarse
El conflicto nace por la intención de la oposición de destituir a una Guadalupe Llori, quien se aferra a la Presidencia de la Asamblea, incluso con estrategias jurídicas como la solicitud de acciones de protección que prohíban a los asambleístas conformar la comisión pluripartidista que busca evaluar un supuesto incumplimiento de funciones.

Para Marcelo Espinel, subdirector del Observatorio Legislativo y especialista en temas legislativos, es legítimo que se quiera investigar a una autoridad. Eso está contemplado en la Ley Orgánica de la Función Legislativa.

Pero dado que la Presidenta se ha blindado jurídicamente, y no ha convocado a una nueva sesión del Pleno para tramitar el informe del Consejo de Administración Legislativo (CAL), para los expertos habría la posibilidad legal que los demás asambleístas se autoconvoquen a una nueva sesión del Pleno en la que se incluya la conformación de la comisión multipartidista. Para esto deben contar con 92 votos.

2) Qué se vayan todos
Ayer (18 de abril de 2022), el asambleísta independiente Fernando Villavicencio propuso que se vayan todos los miembros del CAL. El jefe de la bancada de Pachakutik, Rafael Lucero, también ha dicho en varias ocasiones que si quieren destituir a Llori deberían “irse todos”, incluso firmó la acusación que el legislador Gruner Zambrano interpuso contra los integrantes del Consejo, en la que se incluía a su coidearia.

3) Evidenciar la jugada de la oposición
Para Arturo Moscoso, la intención de la oposición en la Asamblea es no dejar que Guillermo Lasso termine su periodo, intentando obligarlo a la muerte cruzada, para luego hacerse con el poder. Moscoso añade que quienes han bloqueado propuestas del Ejecutivo, como la Ley de Inversiones, tampoco han dado alternativas. Y que esto ha intentado ponerse en evidencia desde el Gobierno, solo que con una falta de fuerza en su comunicación. Entonces, evidenciar la jugada desactivará a la oposición.

4) Una pausa al conflicto
Los analistas consultados coinciden en que también se podría dar un tiempo de pausa al conflicto. Que Guadalupe Llori retire las acciones de protección y que los asambleístas retiren las demandas en su contra. Que se retiren del campo de batalla y pongan como prioridad los intereses del país.

No obstante, Mauricio Espinel cree que siempre hay que mirar de reojo todo el trasfondo político, y lo que se necesitaría para una especie de calma es, en palabras del subdirector del Observatorio Legislativo, sensatez.

5) Un gran pacto ético
Para Arturo Moscoso hay, incluso, otro camino: un consenso entre todas las bancadas. Sentarse, mirarse a los ojos, dejar los intereses propios a un lado y llegar a acuerdos mínimos para destrabar la ingobernabilidad legislativa.

Para reemplazar a todas a las autoridades del CAL o que Llori siga trabajando, se necesitaría, de acuerdo con Moscoso, una gran voluntad de todas las bancadas para mediar y decidir de manera coordinada el desbloqueo en el que se encuentra el Legislativo.

6) Que Llori convoque una nueva sesión
Para Mauro Andino, este debería ser el primer camino. Lo mismo opina Marcelo Espinel: ir por la línea del debido proceso.

El CAL ya calificó la denuncia contra Llori interpuesta por el asambleísta socialcristiano Esteban Torres. Y, en la siguiente sesión a la que convoque la Presidenta de la Asamblea, se ponga como punto de orden este informe, lo que desembocará en la conformación de una comisión multipartidista que tendría entre 30 a 45 días para investigar la demanda de Torres.

“Durante este tiempo, la Asamblea puede seguir su funcionamiento normal con Llori liderando el Pleno, mientras la comisión analiza las pruebas de cargo y de descargo”, dice Espinel

“Que se conforme la comisión multipartidista no implica que automáticamente Llori sea destituida, para eso debe pasar todo un análisis. Ella tendrá la oportunidad de defenderse y probar que sí ha cumplido con sus funciones”, recuerda Andino.

Al final, el informe debería pasar de nuevo al Pleno que con 92 votos decidiría si destituye o no a Llori del cargo.

Ciudadanía y sociedad civil en alerta
Para la abogada, defensora de derechos y cofundadora de la organización ciudadana Diálogo Diverso, Gabriela Alvear, se está orquestando una desestabilización de la democracia. Argumenta que en la Asamblea hay fuerzas como UNES o el PSC y otros partidos que durante años han trabajado para la riqueza de unos cuantos.

“Esos poderes tranzan con quien sea y han venido desestabilizando desde el primer día de funcionamiento de esta nueva Asamblea”, dice Alvear al señalar que la oposición quiere controlar el Legislativo, el Consejo de Participación Ciudadana y luego todas las autoridades que se eligen a través del mismo. “Nos enfrentamos a un poder oculto, que tiene relación con mafias y narcotráfico, que ha intentado tomarse la democracia del país», agrega Alvear al señalar que los ciudadanos deben impedir esto. (GVL)

 

 

 Diario La Hora