Actualidad

Seis bandas se pelean el control del tráfico de drogas

Seis organizaciones delictivas se disputan el control de las cárceles del Guayas. Estas son: los Choneros, los Lagartos, los Chone Killers, los Lobos, los Tiguerones y los Latin Kings. Así lo señala un informe de Inteligencia policial.

Además, los miembros de estas bandas se pelean por el control de territorios para el tráfico de drogas. Esto ha desencadenado una ola de violencia en los centros carcelarios y en las calles de Ecuador.

¿Quiénes son estas seis organizaciones delictivas?

Los Choneros: esta banda opera desde finales de 1990 en Manabí. El grupo empezó en el negocio del narcotráfico. Intentaban hacer envíos de droga desde los puertos de esa provincia. Luego, en el año 2000, se adueñaron de las rutas de la droga. Además, se expandieron a Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos, Guayas y Pichincha. También se dedicaron a la extorsión, el secuestro y el sicariato.

Los Chone Killers: son una banda delictiva que funciona como el brazo armado de Los Choneros. Esta agrupación se dedica al narcotráfico, al sicariato, robos, asaltos entre otros delitos. Operan sobre todo en Guayas. Tienen mayor presencia en Guayaquil, Daule y Durán.

Los Lagartos: Ellos empezaron a trabajar como sicarios de grupos delictivos más grandes. Actualmente también se dedican al narcotráfico. Operan principalmente en el sector del Guasmo, en el sur de Guayaquil. Según investigaciones, los Lagartos controlan tres pabellones de la Penitenciaría del Litoral.

Los Tiguerones: es una banda que se desprende de Los Choneros. Trabajaron bajo su mandato hasta que el cabecilla alias ‘Rasquiña’ fue asesinado en diciembre de 2020. La agrupación se disputa el poder en las cárceles con los Lagartos, los Chone Killers y los Lobos. Los Tiguerones se fortalecieron con los negocios ilícitos del narcotráfico.

Los Lobos: son una banda delictiva que se desprendió de Los Choneros. También eran sus aliados hasta la muerte de ‘Rasquiña’. Se trata de la segunda banda más grande del Ecuador después de Los Choneros. Se estima que, en las cárceles del país, al menos 8 000 personas forman parte de este grupo delictivo. Sus miembros también se dedican al narcotráfico.

Los Latin Kings: según la Policía, esta banda opera principalmente en el centro y sur de Durán. En este cantón del Guayas existe una disputa territorial con los Chone Killers por la venta de drogas. Las pesquisas señalan que esta agrupación controla tres pabellones de la Penitenciaría del Litoral.

La mayoría de los cabecillas de estas bandas cumplen sentencias por asesinato, crimen organizado o tráfico de drogas.

En octubre del 2021, la Comisión de Soberanía, Integración y Seguridad Integral de la Asamblea emitió un informe sobre la crisis carcelaria y la inseguridad ciudadana.

En ese documento de 526 páginas se menciona que la muerte de alias ‘Rasquiña’ provocó que los Choneros pierdan poder y esto ocasionó un estallido de violencia al interior de los centros de privación de libertad.

Según ese informe, la disputa y conflicto entre estas organizaciones rivales se trasladó al espacio público. La muerte de alias ‘Rasquiña’ “creó un vacío de poder y la oportunidad para que otras organizaciones puedan obtener el control del tráfico de drogas y sus delitos conexos dentro y fuera de los centros de privación de libertad”.

La Policía asegura que a diario realiza labores de investigación e Inteligencia para capturar a los miembros de estas organizaciones delictivas. También efectúan operativos de seguridad en las calles y patrullajes para evitar que ejecuten sus operaciones ilegales.

 

El Comercio