Actualidad

Según abogados, las claves fueron robadas a sus defendidos

Los perjuicios por la extracción de medicamentos del Hospital del IESS, se cuenta en aproximadamente medio millón de dólares.

GUAYAQUIL. Los abogados de dos de los seis procesados que fueron detenidos el pasado 27 de febrero de 2015, mientras cumplían con su trabajo en el Hospital del IESS Teodoro Maldonado Carbo, durante el operativo ‘Eslabón XV’, que fue liderado por la Fiscalía en coordinación con la Policía Nacional, aseguran que a sus defendidos se les robaron sus claves.

Esto luego de la denuncia en la Fiscalía sobre las irregularidades detectadas en el IESS. Solo por el presunto robo de medicinas al interior del hospital se estima que el monto de las pérdidas del Estado asciende a $ 500 mil.

“Estas personas tenían una clave de usuario o acceso mediante la cual generaban una orden para la entrega de medicinas, que realmente no iban a los usuarios del sistema del Seguro Social”, señaló Paúl Ponce, ministro Fiscal del Guayas.

Pero Hernán Ulloa, abogado de una de las detenidas, señaló que las sustracciones de medicamentos se realizaban en ausencia de su defendida, sin dar nombres, y sin consentimiento de ella. “Han esperado el momento en que ella estaba de vacaciones, en los que no se encontraba en su trabajo, hora de almuerzo… para con esta clave de usuario, hacer estas transacciones ilegales”.

Y es que la semana pasada se detuvieron a siete personas. Tres personas fueron apresadas, con cargos de robo de medicamentos en dicha casa de salud, y otras 4 más fueron detenidas en la Caja del Seguro, ubicada en el centro de Guayaquil.

Pero el abogado alega que la medicina sustraída de la casa de salud –Etanercep, utilizada para combatir el cáncer- debe ser refrigerada por lo que no se explica cómo es posible que se acuse a estos trabajadores de la desaparición de los fármacos.

“Seguramente, fue necesario un transporte con refrigeración para sacarlos del lugar. Es imposible que a estas personas se les acuse de haberlas sustraído porque necesitan refrigeración”, dijo.

La sobrina de la representada por Ulloa, Michelle Lucero, señaló que su tía ya había denunciado la situación que se estaba viviendo en el Teodoro Maldonado y además denunció que la clave de su familiar fue utilizada sin su consentimiento.

“Ella siempre se ha presentado a las declaraciones. Una delincuente ya hubiera huido”, apuntó.

Por su parte, Clemente Pérez, representante de otra de las acusadas, aseguró que no existen suficientes pruebas que involucren a su defendida.

“Si ellos se han llevado $ 460 mil, tienen que probar: donde viven, como viven, si tienen cadenas de oro, bienes o actos que presuman que no pueden justificar. Estas son personas humildes” resaltó el abogado.

El presidente de la República, Rafael Correa, advirtió durante su último enlace sabatino #413, que cuidado “caemos en una cacería de brujas”. “Ahora estás personas que están presas dicen que se les han robado las claves. No nieguen que con sus claves sustrajeron medicinas. Habrá que ver, cuidado son inocentes. Habrá que investigar”, sentenció.

Así mismo, el mandatario destacó los avances en el Hospital Teodoro Maldonado Carbo entre los que se encuentran, el pago a 616 trabajadores, el descongestionamiento del área de emergencia y la adquisición de cuatro contenedores refrigerados para almacenar los medicamentos. (Red. La Nación)