Opinión

Seguimos sometidos bajo el imperio de los violentos y de los ineptos…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

El Presidente supuestamente dividió el Ministerio de Gobierno en dos, con el argumento de que al darle al Ministro del Interior, el exclusivo encargó de velar por nuestra seguridad y el combatir a todas las mafias y cárteles de la delincuencia organizada y común, garantizaría el control y el orden en los centros penitenciarios, combatir el narcotráfico y todo lo relacionado con el uso de la Fuerza legítima, lamentablemente y lo digo con mucho pesar y preocupación, quienes están al frente por los hechos no están a la altura de las circunstancias…

Sí y lo reitero, mientras sigan los mismos individuos y personas que han sido testigos y cómplices del crecimiento de la inseguridad y el crimen organizado, y nada hicieron para evitarlo, creer porqué los ponen al frente de los ministerios, combatirán con conocimiento de causa a los bandidos y criminales, definitivamente no es la solución y los hechos lo demuestran…

Y otro tema que no podemos separar de toda esta situación y es obligatoriamente vinculante, la ausencia de INTELIGENCIA que no ve oye y no alerta con sus elementos que deberían obtener la información por lo menos básica, para evitar y desarticular todos estos actos abominables y de barbarie…

Señor presidente LASSO, mientras usted siga manipulado y secuestrado por estos burócratas ineptos, perderemos toda esperanza de recuperar la paz y el orden.

Usted dice que respeta los derechos humanos, pues demuéstrelo con acciones, porqué seguir permitiendo que se asesinen de la forma más bárbara e inhumana cómo se masacra en las cárceles, es una evidente narrativa del estado FALLIDO que nos desgobierna.

Usted lo digo con mucho pesar y sobre todo por su terquedad, necedad y soberbia, no cumple con eficiencia y responsabilidad la obligación primaria de garantizar nuestras vidas y seguridad, usted no gobierna, lo gobiernan, se deja manipular y los hechos lo confirman…

¿Cómo siempre saldrán por los medios el ministro del Interior, señalando que han retomado el control del centro penitenciario X, que han decomisado armas blancas, drogas, celulares, que las pandillas intentan hacerse con el control de los pabellones, etcétera, entonces de que control hablan?

Mientras no cambien y combatan las estructuras corruptas de la SNAI, hagan cambios profundos en la organización y administración de la Policía, desconcentren el sistema de inteligencia y los hilos directos que deben mantenerse con las diversas Fuerzas involucradas con la seguridad, lo mejor sería que nosotros el pueblo nos preparemos para enfrentar a los criminales, porque el Gobierno no nos garantiza nada, y más bien persiguen a los honestos y ciudadanos de bien.

¿Alguien sabe si encontraron las armas que donó el municipio de Guayaquil y se robaron del rastrillo de la Policía, o las últimas 13 pistolas pérdidas en el UPC? ¿A quién dieron de baja y enjuiciaron penalmente?

Estos hechos no pueden dejarse sin castigos e investigación, hay elementos infiltrados y soplones del crimen organizado, mientras sigamos así, roguemos porque Dios nos bendiga y proteja nuestras vidas.

Semper Fi.