Opinión

Seguimos cuesta abajo

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

El deterioro de la economía del país y la inestabilidad social provocada por la falta de empleo y el aumento de la delincuencia se siente día a día y a corto tiempo no se vislumbra una mejoría o estabilización.

El petróleo sigue bajando a pesar del optimismo del Presidente de la República que pronosticó que el precio llegaría a 200 dólares por barril, no mencionando la fecha que esta maravilla ocurra y se salve el milagro ecuatoriano, seguramente pensará que después de sus cuatros años sabáticos a su regreso a la política encontrará nuevamente un petróleo alto. A parte del bajo precio del oro negro al de nuestro país se lo castiga hasta con 11 dólares por barril, recuerdo que el actual Ministro de Hidrocarburos era un acérrimo crítico de este castigo pero hoy no hace comentario alguno.

La crisis no aceptada ha provocado que la recaudación de impuestos se reduzca y no alcance a cubrir la operación del estado mórbido engordado por la Revolución Ciudadana.

Las deudas a los Municipios, Consejos Provinciales, Clínicas, Hospitales, Devoluciones de IVA, Contratistas y Proveedores del Estado, etc, etc, hasta hoy no han sido honradas, con pocas expectativas de que esto ocurra ya que dentro de pocos días vencerá el compromiso de pago a la Petrolera OXY en una cantidad cercana a los 1.000 millones de dólares en un juicio que nuestro país lo perdió y a pesar de aquello nos quieren hacer creer que el mismo se ganó y que el resultado beneficio al país.

En días pasados el Alcalde Guayaquil cuestionó el no pago de los aportes mensuales a Municipios y Consejos Provinciales y criticó que el gobierno está haciendo caja chica con los recursos ajenos, además duda que los depósitos del Banco Central también están siendo utilizados y que el ex banco emisor no pueda responder con los fondos del Cabildo allí depositados, terminando con su apreciación de que “Hasta ahora las transferencias del Banco Central se han honrado. Pero nadie nos garantiza que el dinero está ahí. Personalmente dudo que la plata este ahí”, así lo aseguro en su intervención.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.