Actualidad

Secuestro de militares habría sido perpetrado por grupo armado irregular: Viceministro de Defensa

Es un proyecto minero principalmente de cobre, cuya concesión pertenece a la empresa China Explorcobres S.A. (EXSA).

QUITO.  El viceministro de Defensa, Felipe Vega afirmó que el secuestro realizado a efectivos de las Fuerzas Armadas el pasado fin de semana supuestamente por miembros de una comunidad Shuar en la provincia de Morona Santiago fue realizado por parte de “un grupo armado irregular” y exigió su inmediata liberación.

“Las fuerzas del orden del país estamos frente a un grupo armado irregular que debe ser enfrentado con todo el rigor y la fuerza de la ley y la Constitución, y así vamos a actuar. Con ellos no negociamos. No se negocia con el secuestrador, con el extorsionista, con quien pone en peligro vidas humanas”, aseguró el funcionario en una rueda de prensa desde la ciudad de Macas.

Los militares Luis Rodríguez y Paúl Pazmiño fueron retenidos de manera ilegal supuestamente por comuneros shuar, el pasado 21 de enero, mientras se encontraban en una patrulla enviada para rescatar a dos de sus compañeros, quienes fueron secuestrados la víspera por este grupo.

Los uniformados Milton Catota y Jhon Vélez fueron retenidos mientras iban a bordo de un bus de la cooperativa Macas, vestidos de civil y desarmados, francos por sus días de descanso.

Rodríguez y Pazmiño estaban en la misión de rescatarlos cuando fueron retenidos a su vez por los  comuneros shuar de Yunkuapais, por lo que el gobierno rechazó estos actos que según el régimen atentan en contra de los derechos humanos, la Constitución y violan el estado de excepción vigente en la provincia amazónica.

El viceministro Vega señaló además que aparte de la retención de los uniformados, se dio la apropiación de material militar que iba a ser utilizado para la liberación de los secuestrados como cascos, chalecos antibalas, dos carabinas, dos pistolas, municiones de goma, bombas lacrimógenas, entre otras.

“El delito de secuestro con fines extorsivos está tipificado en el COIP (Código Orgánico Integral Penal) y se agrava con la apropiación y roba de material de dotación militar”, enfatizó el funcionario.

Reiteró que este secuestro fue realizado por un pequeño grupo que se escuda detrás de la nacionalidad Shuar, la cual condena este tipo de actos delincuenciales.

“Si permitimos que esto continúe, tendremos grupos irregulares que seguirán escondidos detrás de la máscara de la defensa de la selva”, subrayó Vega quien informó que estos irregulares instalaron retenes en la vía Macuma-Taisha  para el cobro de peaje para quienes transitan por esa zona, por lo que las Fuerzas Armadas intervinieron y al momento se realiza un tránsito controlado por esta carretera.

Además, el aeropuerto de la localidad de Taisha también fue reabierto bajo control de que no se trasladen armas, explosivos, municiones.

A mediados de diciembre, miembros de una comunidad shuar realizaron un ataque armado que provocó la muerte del policía José Luis Mejía Solórzano, heridos a cinco policías y dos militares por el uso de carabinas, fusiles y granadas.

El presidente Rafael Correa expidió, el mismo día de los incidentes, el Decreto No. 1276, que declara el estado de excepción en esta provincia para recuperar el orden público.

Ubicado en las parroquias de San Miguel de Conchay y Santiago de Panantza, cantón San Juan Bosco y Limón Indaza, provincia de Morona Santiago, el proyecto San Carlos Panantza comprende un área de 41.760 has.

Es un proyecto minero principalmente de cobre, cuya concesión pertenece a la empresa China Explorcobres S.A. (EXSA). Tendrá una vigencia aproximada de 25 años.

La Gobernación de Morona informó que, según denuncias ciudadanas, desde el año 2010 los invasores shuar, a base de amenazas y violencia, han intentado tomarse terrenos de cinco propietarios. (ANDES/LA NACIÓN)