Economía

Sector turístico en Quito espera una leve recuperación desde julio 2021

La temporada alta para viajeros extranjeros (julio y agosto) y el que Galápagos haya culminado su fase de vacunación despiertan las expectativas entre gremioshoteleros agencias de viaje de la capital, que anhelan una pronta recuperación del turismo receptivo.

Quito es una de las dos puertas de entrada al país -junto con Guayaquil- para los turistas que buscan atractivos insignia, como las ‘Islas Encantadas’, donde casi toda la población mayor de 18 años ya está inoculada. La idea es atraer de nuevo a esos viajeros que se quedan en la capital por una o dos noches, antes de salir a conocer otros destinos.

De acuerdo con Quito Turismo, cerca de 64 000 personas llegaron a la urbe desde otros países, entre enero y abril. La proyección, tomando en cuenta que empieza la temporada alta de viajes, es que hasta finales de este año arriben al menos 250 000.

Patricio Velásquez, gerente técnico de este organismo, explica que para llegar a las cifras anteriores a la pandemia tendrán que pasar al menos dos años, dadas las altas pérdidas que registró el sector.

En todo el país, según cálculos de los gremios, las pérdidas superaron los USD 1 000 millones hasta marzo último.

Mientras tanto, el sector avanza con la aplicación de estrategias de promoción y difusión de Quito como una ciudad segura para hacer turismo en medio de la pandemia. Además de tener el sello Safe Travel, desde septiembre del 2020, la capital cuenta con 266 establecimientos seguros en donde se aplican protocolos de bioseguridad y que están identificados con el Sello Q.

Esas ventajas también se dieron a conocer en la primera feria virtual de la región, que organizó Quito Turismo la semana pasada, y que incluyó una rueda de negocios para paquetes turísticos y convenciones, cuyos resultados finales se publicarán en los próximos días.

Según Velásquez, este encuentro atrajo la atención de varios actores turísticos del país y de la región y fortaleció el objetivo de posicionar a Quito en el mercado internacional.

Los principales mercados emisores de turistas para la capital son Estados UnidosColombiaCanadá España. Del primero se espera que llegue la mayoría de viajeros, por los rápidos avances en su proceso de vacunación. A partir de mayo, y con la posesión del presidente Guillermo Lasso, se vieron los primeros indicios de una recuperación paulatina del turismo receptivo en el Distrito.

Norman Bock, presidente de la Asociación de Hoteles Quito Metropolitano, cuenta que para las diferentes actividades previstas para la investidura de Lasso, los huéspedes generaron un ligero movimiento en varios hoteles de la urbe.

A eso se suman los primeros arribos de viajeros extranjeros -principalmente esta­dounidenses- a los hoteles, que apuntan también a una recuperación paulatina de las convenciones locales. Según Bock, los empresarios del país buscan espacios en los hoteles para dar charlas y capacitaciones que se suspendieron por completo en la pandemia.

En estos establecimientos, la principal fuente de ingresos se generaba por la ocupación de empresarios que viajaban por negocios a la capital. Ese sector aún no se recupera, según Bock. Algo similar ocurre con los grupos grandes de viajeros que venían por tours para ver varios atractivos. Los que sí han mostrado interés en llegar a la ciudad son los pequeños grupos o viajeros individuales.

Para garantizar su estancia con la oferta de espacios seguros, el sector hotelero ha invertido cerca de USD 200 000. “La reactivación, para considerarla como tal, hay que entenderla como un mejoramiento constante y no solo por días”, indica Bock, y aclara que el avance en la vacunación es clave.

Luly Robalino, del Hilton Colón, dice que la ocupación en este establecimiento es del 20% de su capacidad. Muchos de los viajeros que hoy usan las instalaciones -sostiene- son turistas locales y habitantes de la urbe que buscan opciones seguras para entretenerse.

Pero también se prevé una recuperación a partir de julio próximo, con grupos pequeños de viajeros extranjeros que ponen entre sus intereses de visita a Quito y también a sus atractivos rurales. A esa tendencia apuntan las agencias de viaje que reportan una recuperación más lenta: apenas un 10% en la venta de paquetes.

Así lo confirma Rafael Martínez, presidente de la Asociación de Operadoras de Turismo Receptivo (Optur), que aglutina a 300 operadoras, 80 en Quito. “Esperamos que se reactiven en un 40% las llegadas de viajeros desde Estados Unidos, a partir de agosto. Aunque ya no tendremos grupos grandes sino pequeños o familiares”, señala Martínez, y apunta que para ellos se organizan opciones en la ruralidad y en zonas abiertas.

Para explotar esas preferencias, Quito Turismo mantiene los talleres con emprendimientos en zonas como PuéllaroPerucho Yunguilla

Fuente: El Comercio