Economía

Sector bancario de Panamá vislumbra recuperación hacia niveles prepandemia, afirma presidente de ABP

PANAMÁ, (Xinhua) — Se vislumbra una recuperación que podría llevar el sistema bancario panameño a los niveles previos a la pandemia hacia finales de 2022 o inicios de 2023, afirmó el presidente ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), Carlos Berguido.

El representante del gremio destacó la expectativa en una entrevista virtual con Xinhua, al comentar sobre el pronóstico esta semana de la calificadora Moody’s Investors Service, que mantuvo la perspectiva estable del sistema bancario de Panamá, además de los sistemas bancarios de Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay, Perú y Uruguay.

«Creo que podríamos estar llegando a los niveles de 2019, incluso para la economía en general (en Panamá)», señaló Berguido, reconociendo el deterioro que se vio en la economía y el sistema bancario de su país con la COVID-19, especialmente por la cantidad de préstamos que se vieron en situación de no pago, moratoria o de alivio, entre otros aspectos.

Para Moody’s, la perspectiva estable está respaldada en gran medida por las condiciones macroeconómicas y operativas, así como por los sólidos fundamentos crediticios de los bancos, lo que ayudará a manejar la incertidumbre derivada de la creciente inflación y la volatilidad global.

El primer factor que ha favorecido la recuperación del sistema bancario panameño, en opinión de Berguido, fue la recuperación del entorno económico en el istmo y, como un segundo factor, el buen manejo del sistema bancario gracias a una buena administración bajo un favoreciente entorno económico.

«Al ser muy conservador, manejado con mucha prudencia, el sistema bancario, producto precisamente de no tener un Banco Central, actúa como prestamista de último recurso, obliga y ha obligado tradicionalmente a los banqueros en Panamá a ser doblemente prudentes (…), de modo que los depósitos puedan siempre estar garantizados», afirmó.

El representante de la ABP aseguró que «los bancos en Panamá tienen niveles de liquidez y de solvencia que son en promedio el doble de lo que se les requiere por ley, y de por sí ya los requerimientos de la ley son el doble de lo que se maneja internacionalmente».

En Panamá el requerimiento de solvencia es normalmente del ocho por ciento, pero en Panamá se maneja a niveles de 16 por ciento, por lo cual «el banquero en Panamá tiene claro que nadie va a venir a su rescate» y, en consecuencia, aproximadamente 65 por ciento de la cartera bancaria nunca dejó en pagar, de acuerdo al presidente ejecutivo.

 

 

Xinhua (xinhua-news.com)