Opinión

Se voló ‘Santrich’ pero llegó Ivanka

A Ivanka toca abonarle que vino a ofrecerse de madrina de Colombia ante su influyente padre. 

Por: Poncho Rentería / Colombia.

Ayer, en la peluquería leí en el espejo dos letreros escritos con lápiz labial rojo; uno decía: ‘Frescura, salimos ganando, se voló ‘Santrich’ pero llegó Ivanka Trump”. Y una exvirreina escribió esta bellezura: “Me cae gordo el petulante Donald Trump, pero felicito a Ivanka porque vino a impulsar obras sociales”.

Así les disguste el apellido Trump a millones, a Ivanka toca abonarle que vino a ofrecerse de madrina de Colombia ante su influyente padre. Ella no vino a lucir pintas de Valentino ni zapatos de Jimmy Choo, ni a repartir regaños. Atérrense: así el periodismo gringo y la familia Clinton y el diario The New York Times lo rechacen, será reelegido el terco y caprichoso Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos. Ivanka es influyente en EE. UU. no por bonita, rubia y millonaria, sino porque cena tres veces semanales con su padre, el gran gurú del imperialismo yanqui.

Vino la hija del presidente de Estados Unidos y con su anfitriona, Marta Lucía Ramírez, visitó a las 22 madres que perdieron a sus hijos en el criminal y torpe bombazo ‘eleno’ a la Escuela de Policía General Santander, en Bogotá.

Para aplaudir que hubiera ido hasta Cúcuta a ver la dolorosa tragedia humana

Buen gesto de ella, y para aplaudir que hubiera ido hasta Cúcuta a ver la dolorosa tragedia humana. Celebremos que esta vez la línea Juco y el Moir no le cantaron a Ivanka aquella copla cubana que dice: “Del inglés yo no sé nada, solo hablo en español, del inglés yo solo digo: Yanqui go home”. Punto.

Llegó septiembre, el mes de los novios y los amigos; por ello, esta noche, 78 amigos y amigas del talentoso actor Julio César Luna lo aplastaremos con abrazos por cumplir 60 años en Colombia. Fijo le diremos: “Flaco, vos sabés mucho de teatro y tangos, pero sos más colombiano que argentino, y eso nos alegra mucho”. Bravo por Julio César Luna, el bailarín, gran actor de televisión; un tipo pintoso, inteligente y experto en David Stivel, Carlos Muñoz, Margarita Rosa, Fanny Mikey, Gardel, Proust, Borges, Patricio Wills. Punto.

Como ‘Santrich’ y su carnal ‘Iván Márquez’ decidieron pistolear a la JEP, les recuerdo una frase de Vladímir Ilich Uliánov, Lenin: “El extremismo de la izquierda guerrerista es el mejor ejemplo del infantilismo político”. Ojalá puedan leerlo en su cuartel, les serviría para dar reversa.

¡Buen viaje, Ivanka Trump, y nos alegra que aquí ningún sabio carterista te hubiera robado el celular!