Actualidad

¿Se sustenta el discurso relajado de Lasso sobre el covid?

El Presidente dijo que ómicron causa una fuerte gripe y que pronto la situación mejorará. Mientras tanto, contagios y hospitalizaciones crecen en el país.

El presidente Guillermo Lasso se mostró optimista el martes 18 de enero de 2022, durante el programa ‘Encontrémonos con la ciudadanía’, frente al aumento de contagios de COVID-19 que vive el país.

El Jefe de Estado usó como argumento de su optimismo las cifras de vacunación alcanzadas durante su mandato al igual que datos referentes a que la variante ómicron del coronavirus genera efectos menos graves que otras cepas, especialmente entre las personas vacunadas.

Este video te puede interesar

Mencionó que ómicron, la variante que prevalece actualmente en el país, genera síntomas similares a una fuerte gripe y atribuyó a ello que el sistema sanitario del país no haya colapsado aún en esta nueva ola de contagios; dijo, además, que se prevé que la próxima semana la cifra de infecciones alcance una meseta (se estabilice) y empiece a descender.

Medidas aumentan a la par de los contagios
Estas visión relajada contrasta, sin embargo, con la preocupación que genera la pandemia en la ciudadanía y en otras autoridades del país. Ello empieza con los integrantes del COE nacional, en el que participan miembros de su equipo de trabajo como las ministras de Salud y Educación.

El COE nacional restableció el domingo 16 de enero el sistema de semaforización por cantones frente al riesgo de contagio de COVID-19. Y colocó a 193 ciudades y poblaciones en color rojo, el nivel más alto de riesgo de contagio, incluidas las más grandes como Quito, Guayaquil y Cuenca.

En los cantones en alto riesgo, además, dictó nuevas medidas sanitarias como la suspensión temporal de clases presenciales y la reducción de aforos en espacios de concentración.

Esto obedece al rápido incremento de casos de covid registrados en el país en las últimas semanas. Por ejemplo, entre el 9 y el 15 de enero últimos, el Ministerio de Salud Pública (MSP) registró 42 mil nuevos contagios en Ecuador, lo que equivale a una nueva infección cada 14 segundos.

Y si bien es cierto que las cifras de muertos por la enfermedad no se acercan a las alcanzadas durante parte de 2020, las unidades de cuidados intensivos (UCI) van llenándose lentamente cada día; la disponibilidad de camas a escala nacional en esos servicios promedia actualmente el 39%.

Y en base a esas cifras y con el afán de evitar un colapso, las autoridades de las principales ciudades del país, Guayaquil y Quito, han adoptado medidas específicas además de las dictadas por el COE nacional.

El COE de Guayaquil, por ejemplo, extendió por 30 días la suspensión de clases presenciales en el cantón; redujo al 30% el aforo en lugares de concurrencia y prohibió los actos masivos.

Del mismo modo, el COE Metropolitano puso en alerta roja sanitaria a Quito el 18 de enero. Y en base a ello, determinó un aforo del 50% en el transporte público en horas pico y del 75% en horas valle; planteó que los planteles educativos municipales terminen el quimestre de manera virtual, y exhortó al Ministerio de Trabajo a que se reduzcan las jornadas laborales presenciales en la función pública. (LAG)

 

(lahora.com.ec)