Opinión

Se les acabó la fiesta

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

Acostumbrados a bailar el trencito sosteniendo las caderas al ritmo de la música de quien iba adelante y luego bailar la canción pechito con pechito y los canturreos con Miguel Bosé o cualquier otro cantante que aparecía por la capital se terminaron, ahora viene la resaca del chuchaqui moral.

El cambio de las medidas cautelares a vidrio y a su pobre, negado y sacrificado tío Ricardo los podrían llevar por largo tiempo a pernoctar bajo la sombra del penal, la devolución de todo lo mal habido incluyendo sus títulos profesionales se ven venir sin Mashi que lo detenga.

Las pruebas cada vez son más elocuentes así como también las pistas y los nombres que se repiten en todas las trafasias investigadas, el denominador común de las trapacerías que tienen relación con empresas de comunicaciones que podrían haber sido la vía para lavar el dinero sucio.

La ruptura del bloque legislativo parece irreversible y con nueva mayoría en la Asamblea se le acabo el proteccionismo a la mafia corrupta sumando a aquello la convocatoria a consulta popular que terminaría con las barbaridades revolucionarias.

No se confíe señor Presidente, se está enfrentando a una rica y poderosa mafia política con raíces internacionales que usted muy bien las conoce.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.