Economía

Se deja de recaudar $3.067 millones anuales por evasión de IVA e impuestos a la renta

Con ayuda del FMI se determinó la brecha entre lo que se podría recaudar y lo que realmente se recauda. Los sectores de la construcción y el comercio son donde más se evade el IVA.

Durante la administración del anterior director del Servicio de Rentas Internas (SRI), Francisco Briones, y con acompañamiento y asesoría técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI), se generaron dos informes donde se determina el monto estimado de la evasión en el pago del impuesto a la renta de las personas naturales y el IVA.

En el caso del impuesto a la renta, se estableció que cada año se deja de recaudar un promedio de $1.121,6 millones. Esto representa entre el 0,96% y el 1,21% del Producto Interno Bruto (PIB).

Este monto representa actualmente casi el 20% del déficit fiscal (más gastos que ingresos) de $5.789 millones proyectado dentro del Presupuesto General del Estado (PGE) hasta finales de 2023.

Es decir, si se cobrara todo lo que potencialmente se puede cobrar a las personas naturales por impuesto a la renta, se podría cubrir el 20% del hueco fiscal que actualmente padece el país y que normalmente se cubre con endeudamiento (tanto externo como interno).

En el Gobierno de Guillermo Lasso se hicieron esfuerzos por aumentar la base de contribuyentes e incluso se implementó el sistema Falcon, el cual ayudó a identificar 60.000 potenciales evasores.

Esos evasores no tenía Registro Único de Contribuyentes (RUC) ni habían declarado impuestos, a pesar de tener importantes movimientos económicos en el sistema financiero.

Como ha dicho el actual presidente Daniel Noboa, se necesita potenciar la capacidad de control del SRI y de instituciones como la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE) porque la evasión en muchos casos va de la mano de la informalidad, pero también de un posible lavado de activos.

Construcción y comercio: los mayores evasores del IVA

Según el informe elaborado por el SRI, con apoyo del FMI, la brecha de cumplimiento del IVA, es decir, la diferencia entre la recaudación potencial y la que efectivamente se realiza, promedia el 1,9% del PIB anual. Esto significa alrededor de unos $1.946,35 millones.

Las mayores brechas se encontraron en los sectores construcción y comercio, con un 0,67% y 0,35% del PIB respectivamente. En otras palabras, una evasión aproximada anual de $797,3 millones en la construcción y de $416,5 millones en el comercio.

Los otros sectores con brechas importantes son los hoteles y restaurantes con un 0,25% del PIB ($297,5 millones) y la minería y manufactura con un 0,19% del PIB ($226,1 millones).

En sectores como el minero, como ya ha analizado LA HORA, existe una creciente actividad ilegal que incluso se vinculado con bandas criminales y narcotráfico.

A todo nivel, sin embargo, el mayor problema es la alta informalidad empresarial y personal. En otras palabras, ante un sistema rígido y caro para producir, la mayoría de la economía ecuatoriana está sumergida y se vuelve campo libre para la evasión y otras actividades ilícitas, según Carlos Morán, abogado tributario.

“Necesitamos cambio total de chip y una revisión de cómo se produce en el sector privado y de cómo se gasta en el sector público. Solo así realmente se podrá atajar la informalidad y la economía crecerá de manera sana para generar más empleos formales”, puntualizó.

Declaraciones como las de la actual ministra de Gobierno e Interior, Mónica Palencia, en el sentido de que el Gobierno está estudiando prohibir las facturas como consumidor final para atajar la evasión y el lavado, no son más que “paños tibios” ante una realidad más compleja.

Actualmente, la ley permite emitir facturas como consumidor final por compras de hasta $50.

El caso del IVA en Ecuador tiene un componente adicional porque un 1,9% adicional del PIB se deja de recaudar por todo el esquema de exenciones y exoneraciones que existe (el llamado gasto tributario).

Así, la lista de bienes y servicios exento comprende principalmente alimentos básicos, productos agropecuarios, de la pesca, servicios básicos de electricidad y agua, servicios de transporte de pasajeros, y viviendas.

A esos bienes y servicios se suman las exenciones habitualmente presentes en muchos sistemas de IVA, tales como las exenciones a la educación, salud, administración pública, seguros e intereses financieros, y una serie de otras exenciones de menor cuantía asociadas a algunos segmentos de contribuyentes y a determinados bienes.  (JS)

¿Cuáles son las razones de la evasión de impuestos?

Según el estudio de SRI, con respaldo del FMI, la brecha tributaria en Ecuador, es decir la diferencia entre la recaudación potencial y la que realmente se recauda, se debe 4 factores:

1.- Factor psicosocial: Se basa en la percepción ciudadana en cuanto al uso eficiente y redistributivo de recursos provenientes de impuestos y la equidad en el pago de impuestos. Esta percepción puede motivar a la evasión (acción premeditada ilegal por ocultar los ingresos reales) o elusión (si bien no es ilegal, entra en conflicto con el espíritu de los principios y normas del sistema tributario)

 2.- Factor transfronterizo: Esto es producto de sistemas financieros internacionales desregulados que pueden dar lugar a la defraudación tributaria internacional. Aquí se deben tomar en cuenta, como analizó LA HORA, ¿Por qué millones de la riqueza de ecuatorianos están fuera del país?

 3.- Factor estructural y de fragmentación económica: Esto es reflejo de la informalidad en el mercado laboral, asimetría de información, falta de estabilidad macroeconómica, escaza innovación técnica y tecnológica de la administración tributaria y la conformación de la economía oculta, en muchas ocasiones propiciada por actos ilícitos (narcotráfico y bandas criminales)

 4.- Factor de institucionalidad débilEsto puede estar directamente relacionado a la falta de libertad económica que ya ha analizado LA HORA.

5.- Factor de desconocimiento tributario: Esto está relacionado con errores u omisiones involuntarias dadas por falta de conocimiento o claridad de la normativa tributaria o complejidad del sistema tributario.

Desde el punto de vista liberal, en el país existe propuestas como la simplificación de todo el sistema tributario para que solo queden pocos impuestos que se puedan cobrar bien.

Fuente:  Diario La Hora