Internacional

Santiago Peña sanciona polémica ley de pensiones en Paraguay

Manifestantes cuestionaron la aprobación de la propuesta de ley en la Cámara Baja, en una sesión que demoró 11 minutos.

«Paraguay hoy cumple y se convierte probablemente en uno de los últimos países de América Latina y del mundo de tener un organismo que pueda controlar, que pueda supervisar dónde se administran los fondos de los trabajadores», agregó Peña, quien se declaró convencido de que están en el «camino correcto».

El mandatario destacó que la iniciativa fue aprobada «gracias al apoyo valiente de senadores y diputados» y «a pesar de los engaños» y «las mentiras». En ese contexto, aseguró a las personas trabajadoras y jubiladas «que sus recursos van a estar custodiados».

«El Estado no va a meter mano, el Estado no va a administrar, el Estado le va a controlar aquellos que administran los recursos de los trabajadores», afirmó

La polémica ley de jubilaciones y pensiones

La Ley 7325, «que reglamenta el rol supervisor del Estado a las entidades de jubilaciones y pensiones, en cumplimiento del artículo 95 de la Constitución de la República», establece que las entidades de jubilaciones y pensiones de naturaleza pública o privada se encuentran bajo su tutela de la recién creada superintendencia.

Entre los organismos regulados por la nueva superintendencia se encuentra el estatal Instituto de Previsión Social (IPS) -que aglutina a la gran mayoría de las personas trabajadoras en el país-, la Caja de Jubilaciones y Pensiones del lado paraguayo de la represa binacional de Itaipú, así como las mutuales y sociedades anónimas del sector.

El 13 de diciembre, manifestantes y congresistas de oposición cuestionaron la sanción «a las apuradas» de esta propuesta de ley en la Cámara Baja, que fue aprobada en una sesión extraordinaria que demoró 11 minutos. Entre otros, los grupos detractores pedían que el proyecto se debatiera «punto por punto».

Fuente: DW