Actualidad

Santa Elena se ‘moviliza’ con tarjetas electrónica

La implementación de cobro electrónico en Santa Elena significó una inversión de $7,2 millones, según la ANT.

GUAYAQUIL. A partir de esta mañana, el pago del pasaje en buses urbanos de Santa Elena comenzó a ser únicamente con tarjetas de recargo electrónico. El proyecto impulsado por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), busca agilizar el proceso de pago de los usuarios al momento de embarcarse en un bus además de proteger su economía, evitando que porten dinero en efectivo.

En ese sentido, los residentes de La Libertad, Santa Elena y Salinas, cuentan con esta nueva y única modalidad de pago, que se implementa después de dos años de estudios técnicos, además de una socialización con los representantes de la operadoras y sus socios. La inversión fue de $7,2 millones.

Los usuarios podrán encontrar las tarjetas en puntos como: Terminal Terrestre Sumpa de Santa Elena; Supermercado TIA de Santa Elena, La Libertad y Salinas; Centro de Atención Ciudadana de Salinas y Supermercado Akí.

Según la entidad, en total se han colocado 10 máquinas expendedoras y de recargas en varios puntos Santa Elena. Además se encuentran habilitados más de 100 lugares, incluyendo las máquinas, tiendas y otros para facilitar la recarga de la tarjeta a los usuarios.

Las tarjetas están clasificadas en dos colores: la verde, que está destinada para el público general teniendo un costo de $0,25 por pasaje; y la roja, destinada para adultos mayores, discapacitados y estudiantes, registrando un precios de $0,12.

Para la obtención de las tarjetas rojas, el usuario deberá presentar una foto y copia de cedula en la ANT o Citse, para autentificar su situación y conseguir este tipo de tarjeta preferencial. La tarjeta verde se obtiene en los puntos antes citados.

El sistema empezó a regir desde diciembre pasado, con la opción de cobro también en efectivo, esto como parte de un proceso de adaptación al sistema que se prevé se expanda en otras ciudades del país.

Según Héctor Solórzano, director Ejecutivo de la ANT, la provincia peninsular fue elegida para pilotear este proyecto por sus características. “Santa Elena tiene 3 cantones trasurbados, lo que permite tratarla como una gran metrópolis”.

Para William Solís, dirigente de Citse, la modalidad favorece a su gremio. “En efectivo habría un desvío de dineros (…) y no es solo por eso, sino por seguridad para que el conductor se dedique a manejar”, aseguró.

Santa Elena cuanta con 240 buses equipados con el nuevo sistema, y se prevé que en los próximos meses se instalen 205 paraderos inteligentes. Actualmente existen 30 habilitados. (VBF/La Nación)