Economía

Santa Elena reactiva 4.300 hectáreas con innovadores proyectos

Las tierras áridas y la incertidumbre de no conseguir una buena cosecha quedaron atrás para agricultores y emprendedores, que vieron en la Península una opción.

SANTA ELENA. Cerca de $26 millones fueron invertidos por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) para reactivar 4.300 hectáreas que permanecían áridas; ahora cerca de 5 mil comuneros trabajan en sus propios sembríos de maíz, melón, limón, entre otros productos.

El Proyecto Integral de Desarrollo Agrícola, Ambiental y Social de Forma Sostenible del Ecuador (Pidaasse), emprendido por Magap, inició en el 2011 y brindó asistencia técnica, donó sistemas de riegos y capacitó a los comuneros, quienes en la actualidad diversifican los sembríos e incrementan sus ingresos económicos.

“La falta de lluvia hizo que los comuneros abandonarán la actividad agrícola pero con la inversión del Gobierno retornaron y recuperaron sus tierras”, aseguró Lenin Mera, director provincial del Magap.

Así, plantaciones de diversos tipos se pueden divisar desde la misma carretera: cultivos de banano, cacao y maíz, principalmente en la comuna El Azúcar, en Zapotal. Gracias al trasvase Chongón-San Vicente, que provee de agua a la provincia.

Prueba de ello, es el primer viñedo que se encuentra al interior de la zona y que quizás sea el único a nivel de la Costa que se aventuró en la siembra de uvas. Agrícola Pura Vida es la empresa que desafió al clima y a los temores latentes de tierras secas.

Carlos Neira, oriundo de la comuna Calicanto, aseguró que ningún Gobierno apoyó a los agricultores lo que provocó la migración de los comuneros en búsqueda de ingresos para sus familias, pero “con el Magap iniciamos el desbroce de 90 hectáreas y pintamos de verde aquella sequía que sufrimos durante años”, explicó.

El paisaje de la parroquia Colonche cambió progresivamente contó Lorena Gonzáles, agricultora de la comuna Íceras explicó que antes del proyecto Pidaasse los terrenos lucían áridos, y los “suelos que estaban desolados y deforestados por la pobreza y el abandono cambiaron de color luego de que el Gobierno nos apoyara”, comentó.

El director provincial acotó que se implementará un centro de secado y acopio de granos que mejorará la comercialización de la producción de los comuneros, dicha obra asciende a los 6 millones de dólares, “se desarrollan componentes de asistencia técnica, comercialización y fomento productivo a grupos asociativos para asegurar que los proyectos sean autosustentables”, dijo Mera. (Habla Santa Elena/DO/La Nación)