Actualidad

Sandinistas y miembros de ALBA respaldan al gobierno de Correa en Managua

 La embajadora de Ecuador en Nicaragua, Aminta Buenaño, dijo sentirse «muy contenta» por las muestras de solidaridad recibidas.

MANAGUA. Diputados del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y representantes en Managua de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) manifestaron hoy su apoyo al gobierno del presidente ecuatoriano. Rafael Correa.

Durante el «Acto de solidaridad» celebrado dentro y fuera de la Embajada de Ecuador en Managua, los manifestantes condenaron «las amenazas de la derecha nacional e internacional» en contra del gobierno de Correa, en el día en que los sindicatos ecuatorianos realizan un paro nacional al que se ha sumado la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie)

«Condenamos las amenazas de la derecha nacional e internacional que promueven acciones de desestabilización para frustrar los procesos de cambios que el valiente pueblo ecuatoriano ha venido construyendo con su presidente Rafael Correa», dijo el coordinador nacional de la Juventud Sandinista, Erick Ríos, en un pronunciamiento.

Mientras el sacerdote y excanciller sandinista Miguel D’Escoto Brockmann leyó otro pronunciamiento en nombre de la Red en Defensa de la Humanidad, que aglutina a artistas e intelectuales.

Dicha red «condena en la forma más clara y categórica la política imperialista yanqui contra el presidente Rafael Correa y la revolución ciudadana, así como el llamado a un paro nacional de la derecha recalcitrante de Ecuador», dijo el religioso, de 82 años, y actual asesor para asuntos limítrofes y de relaciones internacionales del gobierno del presidente de Daniel Ortega.

Para el embajador de Venezuela en Nicaragua, Javier Arrúe, la manifestación en Managua «es un maravilloso testimonio de que todos estamos unidos y que nunca más nos van a volver a agarrar separados».

«Ecuador no está solo», sostuvo el diplomático.

La embajadora de Ecuador en Nicaragua, Aminta Buenaño, dijo sentirse «muy contenta» por las muestras de solidaridad recibidas.

«Estamos viviendo momentos difíciles, momentos que un grupo minúsculo de personas maximizados por su gran cantidad de dinero, intentan desestabilizar un gobierno democrático, constitucional, elegido en las urnas», denunció la diplomática.

Durante el acto, la embajadora cantó con un grupo de jóvenes de música revolucionaria y testimonial, y gritó consignas como «Viva el Gobierno de la Revolución Ciudadana» y «Viva Rafael Correa».

La ALBA está formada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, San Vicente y Granadinas, Santa Lucía y Venezuela. (Efe/ La Nación)