Economía

Saldar deudas e invertir son alternativas para el décimo

Hasta el 24 de diciembre, los trabajadores en relación de dependencia recibirán el décimo (decimotercera remuneración) o bono navideño. Este ingreso extra ayuda a complementar los gastos de la época. También se ha convertido en un recurso para poner en orden las cuentas o destinarlo a la inversión.

Las personas que tienen dificultades con sus deudas deben priorizar el uso del décimo, recomienda Andrés Mortola, couch financiero. «Es una buena alternativa para ponerse al día con cuotas atrasadas o cancelar deudas. Así se podrá iniciar el año sin flujos negativos», recomienda el experto.

Por lo general, este recurso se usa para cubrir las compras y gastos navideños. Esto, sobre todo, cuando no existe un ahorro para estos egresos o no son suficientes. De todas formas, es recomendable no gastar todo el monto del décimo, ya que es un dinero extra que se puede crear para un fondo de ahorro-emergencia o para la inversión, sostiene Mortola.

La inversión del décimo debe ganar a la inflación
Si se decide ahorrar el décimo, es importante procurar que este genere rentabilidad. Para ello existen planes de ahorro a plazo fijo en el sistema financiero. Lo importante al acceder a estos productos es que la tasa de interés sea mayor a la inflación. En octubre, la anual llegó al 4,02%. Es así que el interés debe ser mayor.

Esto depende de la entidad financiera. Por lo general, las cooperativas son las que ofrecen tasas mayores. También en esto influye el monto y el plazo, mientras más altos son, mayor es la rentabilidad. Para ello, se puede juntar el bono navideño con los ahorros y alcanzar una suma mayor. Mortola enfatiza que la persona debe asesorarse en el tema para aprovechar todas las ventajas de la inversión.

Otra alternativa de inversión del décimo son los negocios, dice Mortola. «El décimo puede ser el capital para iniciar un negocio o un proyecto personal. La intención es que este recurso, les permita obtener nuevos ingresos», explica.

Lo ideal en este caso es analizar las aptitudes, gustos y sobre todo potencial de diversos tipos de negocios. Se puede invertir en iniciativas propias o contribuir en propuestas existentes. Es importante que se pueda determinar que tan rentables son y hacer proyecciones.

 

 

 

El Comercio