Actualidad

Sacarle plata al bolsillo de la gente

 

La alcaldesa porteña también hizo comentarios duros respecto del proyecto de ley de crecimiento económico enviado por el Ejecutivo a la Asamblea Nacional. “Se trata de un proyecto de ley en materia económica que busca quitarle al bolsillo de la gente lo que le hace falta al Estado”.

Cuando se grava al sector productivo del país, que es el que da empleo, suceden dos cosas: o reducen los costos de producción, con el despido de empleados, o trasladan el impuesto al consumidor, ha explicado. “Entonces, en el último eslabón siempre están los consumidores: el pueblo”.

En relación a la carga impositiva y compraventa de bienes inmuebles, recordó que anteriormente ya se ha discutido esta alternativa tributaria real y que, incluso, se hizo una consulta que arrojó un resultado negativo hacia esta imposición.

Actualmente -señaló- todo el mundo paga el impuesto a la plusvalía cuando compra un bien inmueble, ahora lo que se está planteando es que, además de ese que ya se tributa, se impone otro adicional para las transacciones comerciales de bienes inmuebles, ya sean productivos o no.

Y en lo que respecta a las viviendas, -continuó- solamente por una vez no te lo cobran, la primera venta, dentro de los cinco años, en el caso de las personas naturales; después de ese tiempo, cada vez que vendes tu patrimonio tienes que pagar otro impuesto a la plusvalía al Estado.

“Eso es como convertir al estado en socio de un trabajo que no hizo contigo; es con tus recursos, tu patrimonio, o quien da trabajo a la gente; pero es el Estado quien pone en peligro el trabajo de la gente y le cobra al final la factura que no consumió al hombre y a la mujer ecuatoriana a través de este impuesto, pues siempre terminará deslizándose al bolsillo del ciudadano, del trabajador; ese tipo de impuesto no se queda en las grandes empresas, siempre se desliza al que está al final de la cadena”, ha ejemplificado.