Opinión

Sabotaje: herramienta preferida de los terroristas…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Es evidente que atravesamos, los peores y más evidentes actos de sabotajes, continuos ataques y conspiración permanente, no sólo al gobierno nacional, cuanto, a toda la Nación, lo que nos obliga todos unidos, combatir y eliminar a todos aquellos enemigos y traidores criminales, que nos intentan aterrorizar, intimidar, esclavizar y hasta llegado en su demente perversidad de máxima locura, aniquilar y desaparecer…

No son sólo los apagones, los que ellos han planificado para destruir nuestra economía, perjudicar el desarrollo y bienestar de todos, entorpecer y bloquear las comunicaciones, impedir el trabajo virtual, poner en peligro los servicios de salud, la conservación de productos de primera necesidad, el comercio, el transporte, la educación a distancia, el tráfico de calles y avenidas, los servicios de agua potable, es decir alterar las normales actividades cotidianas más el auge de la inseguridad, son sus objetivos y perversas estrategias…

Ante este escenario, el Presidente de la República Daniel Noboa Azín, debe denunciar de manera pública y ante el mundo, que los socialistas del siglo 21,  liderados por ese traidor miserable y canalla, el delincuente prófugo  ex Presidente, Rafael Correa Delgado, es el cabecilla y principal sospecho junto a su pandilla de forajidos y bandidos, enquistados en la Función pública, quienes se han activado, para causarnos estos terribles ataques, actos de sabotaje, para crear un estado de conmoción, anarquía y situación de desesperación, previo a pocas horas del proceso electoral…

¿Por qué tanto odio y todo ésto se preguntarán todos? El tema es muy simple, los casos metástasis, purga y plaga, han evidenciado de manera clara, contundente e irrefutable, que siempre existió un connubio y pacto de sangre, entre miembros del Estado, las diferentes funciones, con los criminales y mafias del narcotráfico, crimen organizado y los terroristas, que ahora sabemos muchos son Correístas.

Descubiertos acá, más las declaraciones en US. en el juicio al sindicado y prófugo ex Contralor Carlos Polit, se les terminó de desbaratar todo su andamiaje de PERSEGUIDOS, que los corruptos siempre fueron los demás menos ellos, y toda esas campañas cínicas y perversas, plagadas de mentiras y engaños, para tener a muchos fanáticos imbéciles, totalmente manipulados y añorando el regreso de estas bestias traicioneras, criminales y perversas…

Con esto queda evidenciado ecuatorianos y mundo entero, que jamás les importó el bienestar y progreso de nosotros el pueblo, fueron su codicia, vanidad, soberbia y prepotencia, los elementos que siempre pretendieron cultivar desde el poder, y por eso se aferran a todo tipo de conspiración y sabotaje, para destruir cualquier gobierno que pretenda reconstruir toda esta podredumbre y ruindad.

Hay que declarar urgente Presidente Noboa, como áreas estratégicas y zonas de seguridad, las represas hidroeléctricas, las plantas generadoras de electricidad, todas las industrias de procesamiento de agua potable, almacenamiento de víveres,  transporte, comunicaciones, para que todos aquellos que intervengan en actos de sabotaje u obstrucción de estos servicios mediante cualquier artimaña, sean declarados terroristas e inmediatamente encarcelados en las prisiones de máxima SEGURIDAD, juzgados y sentenciados de manera expedita y rápida, con la máxima pena que contempla el COIP…

Hay que poner en vigencia el PLAN DE RECOMPENSAS internacional y nacional, para quienes denuncien y capturen al prófugo Rafael Correa Delgado y a todos sus operadores locales, para enviarlos a la ROCA con trabajos forzados, totalmente incomunicados y sin privilegio alguno…

Hay que actuar Presidente, pasar a la acción y meterlos presos, esos miserables traidores, no pueden escapar de la Justicia, tienen que ser encerrados hasta garantizar, que nunca más estos canallas trabajen en el sector público…

Recomiendo, además, que pasen por el polígrafo y/o detector de mentiras, todos aquellos funcionarios que podrían haber participado en estos actos criminales, despedirlos y mandarlos a la cárcel.

Semper Fi.