Realidades

Rusia recibe el submarino más grande del mundo: se llama Belgorod y dentro cabría el mortífero torpedo Poseidón

Rusia asegura que usará el vehículo acuático para realizar investigaciones, pero el Ejército estadounidense teme que lo use para cargar armamento nuclear.

El Ejército ruso ha recibido Belgorod, el submarino más grande del mundo, que ha sido desarrollado por la empresa de construcción naval Sevmash Shipyard. Aunque tanto Rusia como la compañía aseguran que el submarino se usará para investigaciones, algunos expertos alertan para la CNN que podría usarse para espionaje y lanzamiento de armas nucleares.

Christopher A. Ford, antiguo subsecretario de Estado para la seguridad internacional y la no proliferación de EE UU, se alarmó en noviembre de 2020 (cuando aún sustentaba el cargo) ante el desarrollo de estos torpedos rusos. Según él, estaban siendo creados para «inundar las ciudades costeras de EE UU con tsunamis radiactivos».

Un informe publicado en abril del Servicio de Investigación del Congreso del país norteamericano consideraba de Belgorod sería capaz de transportar hasta con 8 Poseidones.

En concreto, las dimensiones del vehículo acuático llegan a algo más de 184 metros, lo que lo convierte en el submarino más largo que existe ahora mismo. Inicialmente, iba a ser entregado a la armada de Rusia en 2020 después de que se realizasen unas pruebas que terminaron retrasándose a causa de la pandemia.

A pesar de las suposiciones de los expertos estadounidenses, Rusia asegura que su intención con Belgorod es equiparlo de pequeños submarinos y sumergibles para realizar expediciones científicas y operaciones de rescate en el océano. De hecho, aunque el gran submarino estará tripulado por el Ejército ruso, se espera que operen bajo la Dirección Principal de Investigación de Aguas Profundas (GUGI).

Tomado de 20  Minutos