Economía

Rusia importará más banano de India, tras sanciones a Ecuador

Hasta el momento, 97 de cada 100 bananas que importa Rusia son Ecuador. El 25% de los envíos corresponde a las cinco compañías sancionadas.

Rusia inició los procesos para incrementar las importaciones de banano desde India. La decisión se tomó tras la inhabilitación, desde el 5 de febrero, de cinco exportadoras ecuatorianas de esta fruta, por la supuesta detección de la mosca jorobada.

 

También se da en el contexto de represalias del Kremlin a Ecuador por la entrega de chatarra militar de origen soviético y ruso a Estados Unidos.

 

Según una publicación de la agencia Reuters, el organismo encargado de la seguridad alimentaria de Rusia, Rosselkhoznadzor, indicó que ese país ha comenzado a comprar plátanos de la India y aumentará dichas importaciones.

 

“El primer lote de bananas de la India se envió a Rusia en enero y el siguiente está previsto para finales de febrero”, señaló Rosselkhoznadzor, en información recogida por la Agencia.

97 de cada 100 bananos que importa Rusia son ecuatorianos

 

Hasta el momento, de cada 100 bananas que importa Rusia, 97 las provee Ecuador. El 25% de los envíos corresponde a las cinco compañías sancionadas, según Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano del Ecuador (Acorbanec).

 

El presidente ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE), José Antonio Hidalgo, señaló que semanalmente se envían 1,46 millones de cajas y que este mercado genera alrededor de USD 757 millones al año en divisas y 25 000 plazas de empleo de manera directa.

 

De todas maneras, el titular de Acorbanec aclaró que “no se está dejando de exportar a Rusia” y dijo que otras compañías suplen la exportación de que han sido impedidas de hacerlo. “No estamos parando la exportación, seguimos exportando”, afirmó.

 

La suspensión para las cinco empresas se produjo después de que Moscú reclamara por la entrega de equipo militar de fabricación rusa, denominado por Ecuador “chatarra ucraniana y rusa”, a Estados Unidos a cambio de equipo estadounidense avanzado por valor de USD 200 millones.