Internacional

Rusia dice que OTAN está convirtiendo a Ucrania en “frente de confrontación”

Una tregua acordada en septiembre ha sido incumplida en forma regular por ambas partes, pero la violencia se ha reducido significativamente en diciembre.

Rusia  dijo que la OTAN está convirtiendo a Ucrania en un “frente de confrontación” y amenazó con cortar los vínculos remanentes con la Organización del Tratado del Atlántico Norte si Ucrania se une a la alianza.

La renuncia al estatus neutral de Ucrania por parte del Parlamento en Kiev, que busca su membresía en la OTAN, ha enfurecido a Moscú y profundizado la peor confrontación entre Rusia y Occidente desde el fin de la Guerra Fría.

“Los países de la OTAN llevaron a Kiev a esta decisión contraproducente, en un intento por convertir a Ucrania en un frente de confrontación con Rusia”, dijo el viceministro de Defensa ruso, Anatoly Antonov, a la agencia de noticias Interfax.

“Si esta decisión toma en el futuro un carácter militar (acceso a la OTAN), entonces responderemos en forma apropiada. Entonces habrá un recorte completo de los vínculos con la OTAN, que será prácticamente imposible de reparar”, sostuvo Antonov.

Probablemente a Ucrania le tomará años cumplir con los criterios técnicos para entrar a la OTAN e, incluso así, no existe certeza de que la alianza esté lista para asumir ese riesgo político.

En tanto, Rusia ha dejado claro que vería la membresía de Ucrania en la OTAN -una ex república soviética estratégica con una larga frontera común- como una amenaza militar directa.

La OTAN ya ha fortalecido su presencia militar en Europa del Este este año y ha dicho que cuenta con evidencias de que Rusia orquestó y armó una rebelión prorrusa en el este de Ucrania tras la destitución del presidente respaldado por el Kremlin en Kiev.

Moscú niega que haya respaldado a la rebelión y actualmente intenta renovar junto a Kiev y a los rebeldes los esfuerzos por encontrar una solución política a la crisis en el este de Ucrania.

La rebelión comenzó poco después de que Rusia anexó en marzo la península Ucraniana de Crimea, en el Mar Negro. (Reuters/ La Nación)